Este viernes —15 de octubre— la Audiencia Nacional, el alto tribunal de España, aprobó la extradición de la exenfermera del Comandante Chávez, Claudia Patricia Díaz Guillén, a Estados Unidos, informó la agencia Efe.

A Díaz Guillén el Gobierno de EEUU la reclama por blanqueo de capitales y organización criminal por favorecer al empresario Raúl Gorrín Belisario, dueño de Globovisión.

En el año 2020, la Corte Federal de Miami, imputó a Claudia Díaz, quien ejerció como tesorera de la República de entre 2011 y 2013, por presuntamente recibir sobornos de Raúl Gorrín para autorizar «lucrativas transacciones cambiarias» mientras ejercía el cargo.

«Claudia Díaz y su esposo, Adrián Velásquez, fueron acusados de aceptar al menos 4,2 millones de dólares dentro de un plan de sobornos (…) Los pagos, indican, habrían provenido «de compañías y cuentas bancarias ubicadas en Suiza a cuentas de la pareja en Miami», informó en su momento la agencia Associated Press (AP).

Por su parte, Gorrín fue incluido por la justicia de EEUU «en la lista de las personas más buscadas del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) después de ser acusado de estar implicado en una confabulación para lavar 2,4 millones de dólares en 2017.

En noviembre 2018, la Audiencia Nacional de España había accedido a la extradición a Venezuela tanto de Díaz Guillén como de su esposo Adrián Velásquez Figueroa, al considerar que no se trataba de “perseguidos políticos”. Ambos se encuentran detenidos en la nación ibérica desde abril de 2018, la solicitud de extradición fue emitida por el Ministerio Público venezolano luego de abrirles una investigación por blanqueo de capitales en relación con los llamados Papeles Panamá.

Sin embargo, en febrero de 2019, la Sala Penal decidió vetar la entrega de ambos exfuncionarios venezolanos por considerar que «existen fundamentos suficientemente sólidos» de que en el país no se les respetaría sus derechos humanos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook