En 2010 un médico chileno denunció los abusos a que fue sometido cuando niño por un sacerdote de nombre Fernando Caradima, quien fue protegido por su superior, Juan Barros, y solo condenado a “una vida de penitencia y oración”, aunque ocho años después fue destituido por el papa Francisco.

No obstante varios años después el Papa Francisco designó como obispo a Juan Barros, lo que desató fuertes protestas en Chile, que arreciaron ante la visita del Papa al país, en 2018.

El comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela subió a su programa Desde Donde Sea un video de la agencia BBC, en el que el Papa Francisco, fue consultado sobre las manifestaciones en contra de la designación de Juan Barros como obispo en Chile, pese a las denuncias en su contra de proteger a pederastas, y al respecto dijo que eran obra de zurdos (izquierdistas).

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook