Este viernes 15 de octubre el presidente de la firma encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, aseveró que, de fracasar en las megaelecciones del venidero 21 de noviembre, la oposición no moriría a corto plazo pero su liderazgo se vería todavía más debilitado.

En entrevista concedida a la agencia internacional EFE, el analista señaló que, con los referidos comicios, la derecha venezolana agrupada en la denominada plataforma unitaria está buscando “la oportunidad de validar nuevos líderes, nuevos o viejos”.

“La oposición está ahí más allá de sus liderazgos, de sus partidos y sus instituciones. Es la oposición a Maduro, a la revolución, y esa no se va a morir a corto plazo, y va a seguir buscando y luchando. Pero sí es verdad que un fracaso importante en las regionales debilita el trabajo opositor”, precisó León.

El economista, en este sentido, indicó que actualmente la oposición venezolana debe enfrentar sus problemas internos, como por ejemplo la división. Estos, según dijo, cada vez son más marcados.

La diferencias internas, recalcó León, es lo que más complicaría el panorama y lo que podría hacer que el chavismo obtenga la mayoría de las 335 alcaldías o de las 23 gobernaciones. Esto incluso podría interferir con la búsqueda de oxigenación en el liderazgo.

Según León, ante este panorama la probabilidad de que la oposición obtenga la mayoría de las alcaldías y gobernaciones es “infinitesimal”. Esto último debido a que en por lo menos 9 entidades existen divisiones y se han lanzado varios candidatos que adversan al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Entre estos estados destacan Lara, Táchira y Miranda. En estas, recordemos, la oposición ha tenido en determinadas oportunidades un considerable respaldo popular.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook