En menos de 24 horas, Lionel Messi ganó el partido de la Selección contra Perú en la última triple fecha por las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial Catar 2022, y se fue a ver a su Paris Saint-Germain jugar contra Angers. Como debía ser, estuvo junto a su pareja, Antonela Roccuzzo, y fueron el centro de atención de las tribunas del Parque de los Príncipes.

Por un gesto que demostró la humildad de uno de los jugadores más grandes a nivel mundial, las cámaras lo filmaron y causó furor entre los hinchas.

Lionel Messi se sentó atrás de todo en la tribuna para disfrutar del juego, y se ve que tenía hambre, por lo que se comió un sándwich en el primer tiempo. Mientras se transmitía cómo la Pulga degustaba este manjar, el comentarista Sebastián Domínguez no se contuvo y expresó: “Un sanguchito de vez en cuando…”. A su vez, su compañero de ESPN, Miguel Simón, acotó: “Hay que recuperar energías después de la triple fecha FIFA”.

«Por otra parte, el 30 del PSG aprovechó para conversar con su amigo y exBarça, Pepe Costa, muy distendido. De esta manera, no solo se recompone de haberlo dado todo con la camiseta albiceleste, sino que se pone en clima con el club francés.

Al mismo tiempo que Messi miraba jugar al PSG, en el Barcelona todavía no pueden convivir sin él. El presidente del club catalán dio una conferencia de prensa y tuvo un acto fallido en el que invocó su nombre. De esta manera, Joan Laporta se volvió viral.

“Fuimos a la Candelaria y se estaba celebrando una Misa, la Candelaria es como la Moreneta aquí, y era espectacular. Hasta el cura era del Barça. No me extraña que Messi… perdón Pedri, era del Barça, no me extraña que sea del Barça en ese ambiente”, deslizó el directivo.

(Radio Mitre)

Comentarios Facebook