Un hombre de 35 años en Pennsylvania se enfrenta a cargos de violación y agresión después de que una mujer fuera atacada sexualmente a bordo de un tren de transporte público el miércoles por la noche. Los pasajeros presenciaron el hecho pero no intervinieron, según informaron las autoridades el viernes.

La mujer fue agredida alrededor de las 11:00 pm (hora local)  mientras viajaba en la línea Market-Frankford de la Autoridad de Transporte del Sureste de Pennsylvania (SEPTA, en inglés) en dirección a la localidad de Upper Darby.

“La agresión fue observada por un empleado de SEPTA, que llamó al 911, lo que le permitió a los agentes responder inmediatamente y detener al sospechoso en el acto”, dijo Andrew Busch, un portavoz de SEPTA, en un comunicado.

Los agentes detuvieron al hombre, identificado posteriormente como Fiston Ngoy, de 35 años, según el superintendente de la policía de Upper Darby, Timothy Bernhardt.

El video de vigilancia captó la totalidad de la agresión, dando a los investigadores pruebas suficientes para acusar a Ngoy de violación y agresión, dijo Bernhardt a NBC Philadelphia, cadena hermana de Noticias Telemundo.

Las imágenes también muestran cómo los pasajeros, quienes fueron testigos del ataque, no hicieron nada para ayudar a la mujer, según Bernhardt.

“Es perturbador”, dijo. “Estoy conmocionado, no tengo palabras para ello. Simplemente no puedo imaginarme ver lo que estaban viendo a través de sus propios ojos y ver por lo que esta mujer estaba pasando, y que nadie interviniera y la ayudara.”

Los investigadores también están revisando los videos para tratar de determinar quién estaba allí y entrevistar a posibles testigos, añadió Bernhardt.

El superintendente le dijo a NBC Philadelphia que habló con la mujer el viernes y ella afirmó que estaba bien después de haber sido llevada a un hospital para ser tratada por sus lesiones después de la agresión.

La policía de Upper Darby sigue dirigiendo la investigación sobre la violación con la ayuda de la policía de tránsito de SEPTA. Los investigadores están instando a cualquier persona que haya sido testigo del ataque a ponerse en contacto con las autoridades.

SEPTA también quiere que quienes presenciaron el hecho se comuniquen con las autoridades. 

“La violación que ocurrió en la línea Market-Frankford de SEPTA el miércoles por la noche (13 de octubre) fue un acto criminal horrendo”, dijo Busch. “Había otras personas en el tren que presenciaron este horrible acto. Esto pudo haber sido detenido antes si un pasajero hubiera llamado al 911”.

“SEPTA insta a cualquier persona que observe un delito siendo cometido o cualquier situación peligrosa que se produzca a que lo denuncie. Cualquiera que sea testigo de una emergencia debe llamar inmediatamente al 911”, añadió.

Ngoy permanece en la cárcel sin posibilidad de fianza, informó NBC Philadelphia.

(Telemundo)

Comentarios Facebook