El exsecretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, arremetió contra el diplomático venezolano Alex Saab al acusarlo, inclusive, de delitos que ni siquiera figuran en la acusación del Departamento de Justicia en su contra.

«Alex Saab, uno de los secuaces de Maduro, lavadores de dinero y narcotraficantes, fue extraditado a Estados Unidos», dijo el exfuncionario del gobierno de Donald Trump, cuando no hay acusaciones de narcotráfico en contra de Saab.

También, aseguró que «Saab no es un diplomático. Es un criminal y ciertamente debe saber dónde está el dinero y más», cuando es el Gobierno de Venezuela el que tiene la potestad de emitir este nombramiento y, por otra parte, se refiere «al dinero», cuando fue su Gobierno el que dictaminó represar dinero de las cuentas de la República y aplicar medidas coercitivas.

A pesar de no ejercer funciones dentro del Gobierno, su verbo no dista de enunciar salidas del presidente Nicolás Maduro del poder que no sean por la fuerza: «La gente de Venezuela no está más cerca de deshacerse de Maduro hoy que ayer».

Cabe destacar que entre sus acciones como secretario de Estado, Pompeo hizo política exterior a costa de “amenazar, chantajear, advertir y exigir la sumisión plena ante las decisiones que Washington tome respecto a Venezuela”, tal como resumió el analista Miguel Ángel Pérez Pirela en su programa Desde Donde Sea.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook