El fiscal general de la República, Tarek William Saab, informó este jueves que el Tribunal Séptimo en Funciones de Juicio de la Circunscripción Judicial Penal del estado Carabobo dictó sentencia en el caso de la muerte del joven Daniel Alejandro Queliz Araca (20), hecho ocurrido durante las protestas violentas de 2017.

De acuerdo con el titular del Ministerio Público, en dicho caso fueron juzgados dos funcionarios de la Policía de Carabobo. Al acusado Marcos Ojeda se le sentenció a 26 años y 3 meses de prisión, así como a las penas accesorias por la comisión de los delitos de homicidio intencional calificado con alevosía y uso indebido con arma orgánica. 

Por su parte, a Eddien Romero se le condenó a 26 años y 3 meses de prisión, así como a las penas accesorias de los delitos de complicidad necesaria en el delito de homicidio intencional calificado con alevosía y uso indebido de arma orgánica. 

El fiscal recordó que para ese momento, el entonces gobernador de Carabobo, Francisco Ameliach, informó que el joven había fallecido en Valencia «por un impacto de bala procedente de un arma asignada a la Policía de esa entidad y que el victimario sería puesto a la orden del Ministerio Público».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook