Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés) aprobaron este jueves administrar dosis de refuerzo de las vacunas contra la covid-19 de Moderna y de Johnson & Johnson (Janssen) para algunos casos.

La directora del organismo, Rochelle Walensky, tomó la decisión después de que los 15 miembros de un panel asesor votaran horas antes por unanimidad a favor de recomendar los refuerzos para estas dos vacunas, que se suman a la aprobada el mes pasado para Pfizer.

En el caso de Moderna, igual que en el de Pfizer, se aprobó la dosis de refuerzo a administrar seis meses después de recibir la segunda para los mayores de 65 años, así como para personas con enfermedades inmunodepresoras o que vivan o trabajan en lugares de riesgo.

Por otro lado, todas las personas que recibieron la dosis única de Johnson & Johnson podrán optar ahora a una de refuerzo dos meses después del primer pinchazo.

Walensky fue más allá de las recomendaciones del panel y promovió abiertamente que las personas puedan mezclar vacunas.

(EFE)

Comentarios Facebook