La próxima llegada de lluvias al norte y noreste de la isla española de La Palma podría dar lugar a corrientes de agua o escorrentías debido a la impermeabilidad de las coladas de lava, según alertó este viernes el Departamento de Seguridad Nacional (DSN).

En el municipio palmero de Tazacorte, uno de los más afectados por la erupción, la probabilidad de precipitación para mañana sábado es del 95%, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Desde los servicios de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) se aconseja que las cubiertas de los edificios estén limpias antes de que empiece a llover para evitar «una inmediata subida del peso de las cenizas» sobre ellas.

En principio parece que las lluvias serán débiles, pero si fueran «un poco abundantes», según el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, se generaría un problema mayor debido a que las zonas de lava reciente o malpaís son «bastante impermeables, son plásticas», y habría escorrentías.

El volcán ha arrasado desde el inicio de su erupción, el pasado 19 de septiembre, 886,6 hectáreas y ha destruido 2.122 edificaciones y 65 kilómetros de carreteras, según la última medición del sistema de satélites Copernicus.

(EFE)

Comentarios Facebook