La noche de este 20 de octubre, el presidente Nicolás Maduro realizó un recorrido por el campus de la Ciudad Universitaria de Caracas, sede de nueve de las 11 facultades que conforman la Universidad Central de Venezuela.

El mandatario detalló que «más de 1.100 trabajadores y trabajadoras» estaban involucrados en la recuperación de la planta física, que antes de la intervención gubernamental acusaba un fuerte deterioro, debido parcialmente al abandono por parte de las autoridades universitarias.

Maduro también exhortó a la comunidad universitaria a respaldar las labores de recuperación.

«Llamo al movimiento estudiantil, a los profesores y profesoras, a todos los decanos y facultades, a apoyar la recuperación con la Gran Misión Venezuela Bella. La UCV puede estar buena, bonita y funcional para todos. Apoyemos el trabajo de la UCV. La recuperaremos completa», dijo al respecto.

En un video que fue transmitido a través de Venezolana de Televisión (VTV) se apuntó que la gestión emprendida por la Comisión Especial para la recuperación de la UCV ha desplegado más de 40 frentes de trabajo en el campus. 

Jacqueline Faría, quien es egresada de esa casa de estudios y participó del recorrido en calidad de presidenta de la Misión Venezuela Bella, destacó que la comisión había sido creada para adecuar el espacio de cara al reinicio de las actividades académicas presenciales, previsto para el venidero lunes 25 de octubre.

Según refirió la funcionaria, desde el 9 de agosto, cuando iniciaron los trabajos, se han habilitado 349 aulas para recibir «a 16.100 estudiantes».

«Esta es la bienvenida que le damos a los estudiantes: espacios recuperados, con servicios; espacios iluminados, espacios seguros», añadió.

De otra parte, se indicó que las labores de restauración se están concentrando «en fachadas históricas y emblemáticas, así como en las áreas comunes del campus universitario», que incluyen «impermeabilización de los techos, reparación de baños, limpieza de salones, instalación de nuevos sistemas  de iluminación, restauración de murales y sustitución de puertas».

Faría precisó que la primera etapa de la intervención contempla la recuperación de «todos los servicios básicos» y la funcionalidad, mientras que en la segunda se resolverán «todas las patologías» –daños– encontradas en las edificaciones, para lo que cuentan con la colaboración del Instituto de Materiales de la UCV, que tiene a cargo el diagnóstico de las causas que ocasionaron en derrumbe de los techos caídos y la evaluación de la estabilidad de las estructuras.

En la tercera y última etapa, se prevé la intervención de las 107 obras de arte que están desperdigadas por toda la Ciudad Universitaria.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook