El Departamento de Estado de EEUU informó el sábado que funcionarios norteamericanos y taiwaneses se habían reunido para examinar cómo la isla podría participar “de manera significativa” en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en otros mecanismos internacionales.

Ante esta coyuntura, el portavoz de la Cancillería china, Wang Wenbin, ha enfatizado este lunes que el Gobierno estadounidense debe respetar el principio de “una sola China”, advirtiéndole contra el envío de cualquier tipo de “señales erróneas” a la isla.

En declaraciones ofrecidas durante una conferencia de prensa, Wang ha subrayado que la Resolución 2785 de la Asamblea General de la ONU, adoptada en 1971, resolvió “política, legal y procedimentalmente” la cuestión de la representación de la República Popular China en este “internacional e intergubernamental” que está compuesto por “Estados soberanos”.

“Todos los Estados miembros de la ONU, incluido EEUU, reconocen que solo hay una China en el mundo y que Taiwán es una parte inalienable del territorio chino”, ha destacado, para luego asegurar que la participación de la isla en las actividades de las organizaciones internacionales debe manejarse de manera concomitante con el principio de “una sola China”.

Asimismo, el vocero chino ha considerado como “condenados al fracaso” los intentos de las autoridades de Taipéi por expandir el llamado “espacio internacional” de la isla depositando confianza en las fuerzas foráneas. A su juicio, lo que buscan realmente los funcionarios taiwaneses es ampliar su espacio para poder “escindir la isla del territorio chino”.

En este contexto, ha instado a Washington a dejar de mantener cualquier contacto oficial con las autoridades taiwanesas o hacer comentarios irresponsables al respecto, así como respetar los tres comunicados conjuntos entre China y EEUU, firmados en las décadas de 1970 y 1980, que dicen claramente que “solo hay una China” y Taiwán es parte de la China continental.

“También debe abandonar actos perjudiciales para la relación Pekín-Washington y socavar la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán”, ha concluido el portavoz chino.

China, que reclama su soberanía sobre Taiwán, ya ha dejado claro que Taiwán es el tema más sensible e importante en sus vínculos con EEUU y se ha opuesto abiertamente a sus intentos por fortalecer el apoyo a las fuerzas taiwanesas. El Gobierno chino ha advertido también que “tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar su seguridad y su integridad territorial”.

(HispanTV)

Comentarios Facebook