El Congreso de Colombia puede influir definitivamente en la orientación y definición de la política exterior del presidente Iván Duque, especialmente, “porque los parlamentarios representan más genuina y heterogéneamente los intereses de sectores políticos, económicos y sociales”, concluyó en un análisis el medio de investigación La Tabla. 

Esto a raíz de que el Senado de ese país aprobara –por unanimidad- acordar con la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela la conformación de una comisión bilateral para fortalecer las relaciones comerciales y diplomáticas entre ambas naciones, rotas desde 2019. Esta decisión fue apoyada por el presidente Nicolás Maduro. “Le damos un aplauso a esta iniciativa tomada por el Poder Legislativo de Colombia», afirmó el mandatario venezolano.  

“Pero el presidente Duque no está de acuerdo. Es más, durante la visita del secretario de Estado gringo, Antony Blinken, reiteró que su gobierno no reconocerá una dictadura oprobiosa, corrupta y narcotraficante».  Por eso vale la pena preguntarse los alcances reales del acuerdo”, señaló La Tabla.  

El medio digital indicó que dentro de las atribuciones que la Constitución de Colombia otorga al Presidente está la de “dirigir las relaciones internacionales” (Art. 189). Es decir, es su potestad todo lo concerniente a los vínculos con otros países. Así como “celebrar con otros Estados y entidades de derecho internacional tratados o convenios que se someterán a la aprobación del Congreso”. Aunque es necesario destacar que los acuerdos se someten a la consideración del Parlamento y no al revés. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook