Los ejercicios ruso-chinos Interacción Marítima 2021 y el patrullaje conjunto no estaban dirigidos contra terceros países, declaró el portavoz del Ministerio de Defensa chino, Tan Kefei. 

«Estas maniobras forman parte de un plan anual de cooperación entre las Fuerzas Armadas de China y Rusia y no apuntan contra terceros países», dijo en una rueda de prensa. 

También señaló que los simulacros mejoraron la capacidad de las fuerzas navales de ambos países para responder de forma conjunta a las amenazas a la seguridad marítima y mantener la paz regional y la estabilidad, y «dieron un nuevo contenido a la cooperación militar entre los dos países». 

Los ejercicios se celebraron entre los días del 14 y el 17 de octubre. 

Asimismo, los barcos militares de China y Rusia realizaron del 17 al 23 de octubre el primer patrullaje conjunto en el Pacífico Occidental cerca de Japón sin cruzar las fronteras de su espacio marítimo. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook