A propósito del proceso judicial que se sigue en una corte de Florida contra el enviado especial de Venezuela Alex Saab, el sitio de periodismo de datos abiertos La Tabla publicó este martes un análisis del cargo de «conspiración», el único de los ocho que el juez a cargo de la causa no removió y por el cual se le seguirá procesando en los Estados Unidos. 
 
El portal especializado apunta que la desestimación de los siete cargos por blanqueo de capitales que pesaban sobre Saab, obedece a «un acuerdo entre los países vinculados por la extradición, que garantiza no imponer penas superiores a las permitidas por la Constitución del país enviante».
 
Así las cosas, aunque los dos países no han suscrito un tratado de extradición, se invocó el recurso y se le continuará juzgando por «un delito abstracto que –según la ley– tendría que generar un comportamiento de peligro», si bien «es considerado preventivo porque necesariamente se basa en pensamientos ¡y estos no son punibles!», destaca La Tabla. 
 
Asimismo, como el también empresario está siendo sometido a la justicia del estado de Florida, este medio precisa que, de acuerdo con lo establecido en la Sección 777.043 del Estatuto de Florida», se comete delito de conspiración cuando «una persona acuerde, conspire, combine o se confabule con otra persona o personas para cometer cualquier delito» y de resultar condenado por esta causa, entonces la pena se establecería con base en el delito que se habría pretendido cometer. 
 
En particular, a Saab y a Álvaro Pulido, coacusado en este proceso penal, se les señala de haber suscrito contratos con el gobierno venezolano para luego sobornar a funcionarios y forjar documentos, con el fin de «obtener ventajas indebidas». 
 
Se conoció, asimismo, que las siete transferencias que se desestimaron en la audiencia de ayer –1 de noviembre– se hicieron desde Panamá al Citibank Florida entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015. 
 
Además, La Tabla reportó que a pedido de los representantes legales del diplomático, la Fiscalía accedió a posponer 15 días la próxima audiencia, toda vez que no habían podido reunirse con su defendido, pues este cumplía la cuarentena reglamentaria. 
 
Según estas informaciones, Saab no planea buscar un acuerdo judicial sino demostrar su inocencia. 
 
(LaIguana.TV)
 

 
Comentarios Facebook