En conversación con la periodista Mirelvis Gutiérrez para su espacio En La Pista, producción exclusiva de LaIguana.TV, transeúntes del centro de Caracas indicaron que aunque respaldan que el Gobierno Nacional otorgue bonos a través del Carnet de la Patria, refieren que los montos son insuficientes para paliar la crisis económica, agravada por las sanciones gringas contra Venezuela.

Así, Otoniel Fernández aseguró que, al igual que los alimentos que se entregan a la población a través del Clap, es una «buena» iniciativa que en la práctica debe sortear algunos tropiezos.

Concretamente, Fernández se refirió al ahorro de tiempo que implica el sistema biopago, en tanto exime a los beneficiarios de hacer largas colas en entidades bancarias para obtener efectivo, pero que es penalizado por los comerciantes, que pechan con un precio mayor a los clientes que hacen uso de este mecanismo para cancelar los productos. 

«Si un comercio está utilizando el biopago, que es un beneficio que le están dando, no puede estar aumentando los precios arbitrariamente. Entonces, quítale el biopago o lo multas. O cualquier medida punitiva, porque nos están desangrando», alegó.

Por su parte, Daniel Camacaro reconoció que si bien las bonificaciones le permiten a algunas personas capear «la situación económica», el Estado debería revisar los criterios para asignarlas, con el propósito de priorizar y beneficiar más efectivamente a las personas que lo necesiten, con cantidades ajustadas a la realidad del país. 

«Te ayuda, te ayuda en el momento, pero al siguiente ya no te va a ayudar. Claro que en el momento por lo menos vas a comprar una harina, un espagueti, etcétera. Ese día te alegras porque te llegó el bono, pero al siguiente día, ¿cómo haces? Es más, al siguiente día vas y el precio está más caro», señaló otro entrevistado, identificado como José Nicolás Agüero.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook