La tarde de este jueves 4 de noviembre el presidente Nicolás Maduro recordó que los mandatarios de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez, aún no responden a la invitación para debatir sobre el destino de América Latina y el Caribe que les cursara durante la VI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se celebró en México el pasado septiembre.

«Me tienen miedo el presidente del Paraguay y el presidente de Uruguay. Los reté a un debate cuando quieran, como quieran y donde quieran, en la televisión, en las calles de Asunción, en las calles de Montevideo, en las calles de Caracas; a un debate sobre el destino y el futuro de América Latina y el Caribe: revolución versus neoliberalismo», dijo el mandatario en una alocución en ocasión de la inauguración de la 17ª Feria Internacional del Libro de Venezuela.

El mandatario sugirió que el encuentro podría titularse Celac: bolivarianismo versus monroísmo y podría ser conducido por el intelectual francoespañol Ignacio Ramonet, quien también participaba del acto.

Maduro relató que al momento de su intervención en la Cumbre de la Celac llevaba más de 48 horas sin dormir y, pese a ello, respondió a los ataques que le habían proferido Lacalle y Abdo Benítez en sus intervenciones y que incluyeron una negativa a reconocerlo como Jefe de Estado.

«Le piqué adelante, como un buen gallo de pelea. Le piqué y el gallo de Uruguay voló huyendo, y el de Paraguay, que no me sé el nombre, también se quedó callado. Estaba sentado al lado mío y me miraba con temblor y me decía: ‘sí, sí, sí. De acuerdo, presidente, de acuerdo’. Se le olvidó que yo no era presidente», comentó el mandatario venezolano.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook