En una entrevista concedida este sábado a la agencia iraní de noticias IRNA, Shahriar Heidari, un miembro del Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento de Irán, abordó el intento de secuestro de un petrolero cargado con crudo iraní por militares estadounidenses en el mar de Omán.

“Con su comportamiento, Estados Unidos demostró que es un país que apoya a piratas y terroristas, a pesar de sus reclamos de […] cumplimiento del derecho internacional, y que la fuente de los piratas es el propio Estados Unidos”, ha aseverado.

De acuerdo con el legislador persa, la piratería de Washington violó las regulaciones marítimas y las convenciones internacionales. De hecho, la República Islámica de Irán se reserva el derecho de demandar al país norteamericano, ha subrayado, para luego llamar al equipo diplomático iraní a dar seguimiento al tema en foros internacionales.

Además, ha alertado que tales medidas de provocación solo aumentarían las tensiones, lo que sería perjudicial para todos los países de la región, advirtiendo que aquellos Estados que albergan bases para EE.UU. en la región deben saber que este país “solo busca tensión y discordia” en la zona.

Irán: EEUU buscaba mostrar poder naval, pero fue humillado

En otra parte de sus declaraciones, Heidari ha elogiado la acción oportuna de las fuerzas navales del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán para evitar que Estados Unidos secuestrara el petrolero iraní.

Al considerar la promoción del poder naval del país persa como un asunto de gran preocupación para EE.UU., ha aseverado que Washington buscó mostrar su propio poder naval a través del robo del buque iraní, no obstante, no le trajo nada más que “humillación”.

En este sentido, el portavoz de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento de Irán, Mahmud Abaszade Meshkini, recalcó el jueves que la dura respuesta de las fuerzas de CGRI a EE.UU. tanto en la región como en el mundo ha causado que se termine la época del unilateralismo estadounidense.

La piratería norteamericana surgió, mientras que los informes indican que Teherán planea aumentar sus exportaciones de crudo y productos derivados del petróleo en las próximas semanas. A su vez, Irán ha resaltado que nunca se rendirá ante las presiones y sanciones de EE.UU. y que buscará medidas para evitar la paralización de su industria energética y petrolera.

(HispanTV)

Comentarios Facebook