El Gobierno de Rusia expresó su repudio al atentado contra la vida del primer ministro iraquí, Mustafa Kadhimi, perpetrado el 7 de noviembre con tres drones.

«Condenamos con firmeza el ataque terrorista que buscaba socavar la seguridad y la estabilidad en el país amigo de Irak», señaló la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, en un comunicado.

Zajárova también trasladó a las autoridades iraquíes la intención de su país de fortalecer la colaboración para combatir el terrorismo y destacó la importancia de intensificar los esfuerzos internacionales para hacer frente a este flagelo.

En este contexto, la diplomática llamó a las fuerzas políticas de Irak a la contención y la búsqueda de una solución aceptable a los problemas que se agravaron tras las elecciones parlamentarias del 10 de octubre.

Rusia, subrayó, confía en que los iraquíes lleguen pronto a un consenso para formar un nuevo Gobierno que cuente con el respaldo de todos los partidos políticos y los distintos sectores confesionales.

Por su parte, la Cancillería rusa informó que el viceministro de Exteriores ruso Mijaíl Bogdánov y el ministro de Exteriores iraquí, Fuad Hussein, debatieron por teléfono el ataque con drones contra el primer ministro de Irak.

«Durante la conversación Hussein presentó información sobre el intento de asesinato del primer ministro de Irak, Mustafa Kadhimi, mediante ataques con vehículos aéreos no tripulados contra su residencia ubicada en la zona verde de Bagdad», dice un comunicado del organismo.

Bogdánov, en nombre de Rusia, reiteró su solidaridad con el Gobierno y el pueblo de Irak en la lucha contra el terrorismo y destacó la importancia de que el pueblo iraquí se una «para confrontar cualquier intento de desestabilizar la situación en el país».

Se abordaron también las cuestiones de la agenda de la Comisión Intergubernamental ruso-iraquí de Cooperación Comercial, Económica, Científica y Técnica, agrega el texto.

El 7 de noviembre, Kadhimi salió ileso de un ataque con tres drones en su residencia en Bagdad. Las fuerzas de seguridad derribaron dos de los vehículos no tripulados, el tercero consiguió bombardear la vivienda. Según la agencia Shafaq, tres guardaespaldas del primer ministro resultaron heridos en el ataque.

(Sputnik)

Comentarios Facebook