El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) lidera con amplio margen de ventaja las intenciones de voto de cara a las elecciones presidenciales que tendrán lugar en octubre de 2022, según muestra una encuesta divulgada por la consultora Quaest.

Según la encuesta, Lula tendría el 48% de los votos; el presidente Jair Bolsonaro, 21%, el exjuez Sérgio Moro, 8%; el laborista Ciro Gomes, 6%, el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, 2% y el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, el 1%.

En el caso de que en lugar de Doria el candidato de la derecha moderada fuese el gobernador de Rio Grande do Sul, Eduardo Leite, éste tendría apenas un 1% de intención de voto y el resto apenas variaría.

En los dos escenarios el expresidente Lula tendría más del 50% de los votos válidos (al restar los blancos y nulos), con lo que podría salir victorioso ya en la primera vuelta, sin esperar al balotaje.

Cuando se presenta únicamente a Lula y Bolsonaro como posibles candidatos, el 46% prefiere al líder de la izquierda, el 25% dice que ni uno ni otro y el 22% opta por el actual presidente.

En las simulaciones del balotaje, Lula vence en todos los escenarios: 57% de los votos frente al 27% de Bolsonaro; 57% frente al 22% de Moro y 53% frente al 20% de Gomes.

La desaprobación al Gobierno subió del 45% al 56% de julio a noviembre, y la aprobación pasó del 26% al 19%.

La gran mayoría de los encuestados (el 69%) afirma que Bolsonaro no merece ser reelegido presidente.

El principal foco de desgaste es económico: el 73% considera que en el último año la economía empeoró, el 66% cree que la diferencia entre ricos y pobres aumentó y el 48% afirma que la economía es el principal problema del país.

La encuesta fue realizada entre los días 3 y 6 de noviembre en base a 2063 entrevistas en todos los estados del país, y tiene un margen de error del 3%.

(Sputnik)

Comentarios Facebook