Este jueves 10 de noviembre, el periodista Orlando Avendaño (PanamPost, medio de línea antichavista) reveló que Monómeros, empresa pública bajo el control de agentes de Juan Guaidó desde 2019, canceló cuando menos 70.000 dólares por concepto de «servicios de comunicaciones» a la empresa española Llorente & Cuenca, de la que Antonieta Mendoza de López, madre del dirigente ultraderechista y prófugo de la justicia venezolana Leopoldo López, es vicepresidenta.

Según Avendaño, Carmen Elisa Hernández –una de las piezas claves en la debacle de la otrora lucrativa compañía y ahora «expresidenta» de la misma– confirmó la existencia de los «contratos».

A propósito de esta publicación, el portal de periodismo de datos abiertos La Tabla realizó un recuento que incluye algunas de las acciones que ha realizado Mendoza de López para «sacar provecho personal o familiar» desde las posiciones que ha ostentado.

El medio especializado recuerda que «hace más de dos décadas» se aprovechó de su cargo como gerente de Asuntos Públicos en la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para financiar en 1998 «la creación del partido de su hijo y sus amigos, Primero Justicia», al donar «más de 60.000 millones de bolívares» –unos 108.300 dólares de la época– a la Asociación Civil Primero Justicia.

Con los datos aportados por La Tabla, se deduce que su actual trabajo como «asesora» de Monómeros y del propio Guaidó, no se diferencia demasiado de lo que hiciera cuando ejercía una posición gerencial en Pdvsa.

En el reporte se puntualiza que desde marzo de 2018, Mendoza de López es la encargada de las «relaciones institucionales, diplomacia corporativa y lobby» del área Advocacy Latam de Llorente & Cuenca, como consta en el propio portal de la compañía, que fue creada en España en 1995 y tiene «presencia en 16 países».

Se trata de «una consultora global de comunicación y asuntos públicos» de alto perfil, cuyas ganancias en 2020 superaron los 52 millones de dólares. Además, La Tabla destaca que cotiza «en el mercado alternativo bursátil de Madrid (BME Growth)» y su presidente, José Antonio Llorente, ha asegurado que pretenden ser «una compañía de más de 100 millones de dólares en 2025».

El trabajo periodístico precisa que en Llorente & Cuenca, Antonieta Mendoza de López se dedica a «limpiar la imagen y reputación de su cliente en el territorio». Por ello no sorprende que antes de arrimarse a las filas de Monómeros haya ejercido como asesora de Guaidó, como se deduce a partir de «un empalagoso e infinito texto» intitulado: Descubriendo a Guaidó: el hombre de la persistencia, con el que se pretendía «ensalzar al entonces desconocido diputado».

Así las cosas, La Tabla recuerda que ella «siempre ha estado en el área de asuntos públicos (tanto en PDVSA como en la Organización Diego Cisneros) y ha aprovechado su posición para impulsar política y económicamente a su entorno, aunque esto no solo sea inmoral sino (en algunos casos) delito».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook