Los resultados de las elecciones legislativas del domingo en Argentina dejaron en claro que el Frente de Todos y la coalición opositora Juntos por el Cambio serán las mayores fuerzas dentro del  Congreso.

Con más del 95 por ciento de las mesas escrutadas el Frente de Todos (FdT) obtuvo 35 senadores y 118 diputados para alcanzar la cifra de 153 legisladores entre ambas cámaras.

Por su parte la coalición opositora sacó un total de 31 senadores y 116 diputados, ubicándose por detrás del partido oficialista.

Aunque a nivel nacional Juntos por el Cambio celebró la victoria, al marcar nueve puntos por encima del FdT lo que representa más de dos millones de votos de distancia, la realidad es que el oficialismo venció en el reparto de los 329 curules en el Congreso.

A los dos partidos se suman pequeñas representaciones de fuerzas provinciales, de la izquierda y de los liberales. 

Estos resultados dejan al FdT como la primera minoría en la Cámara de Diputados a pesar de haber perdido la mayoría en el Senado, siendo la primera vez desde el retorno a la democracia en 1983 en que el peronismo no tendrá la mayoría en la cámara alta.

Los resultados obtenidos por el FdT muestran que lograron revertir el resultado negativo de las PASO de septiembre, principalmente en la provincia de Buenos Aires donde lograron achicar la distancia.

Al conocer los resultados preliminares de los comicios legislativos el presidente Alberto Fernández anunció que se dirigirá a los representantes de la voluntad popular y a las fuerzas políticas a las que representan, para acordar una agenda tan compartida como sea posible. 

“Una oposición responsable y abierta al diálogo es una oposición patriótica. Nuestro pueblo necesita ese patriotismo» añadió el mandatario.

(teleSUR)

 

Comentarios Facebook