La alianza OPEP+ cumplió al 116% en octubre pasado su plan de ajustes a la producción petrolera, anunció la Agencia Internacional de la Energía (AIE). 

«A pesar del aumento sustancial en términos mensuales, la producción se mantuvo muy por debajo del objetivo general de la OPEP+, ya que Nigeria, Angola y Malasia continúan luchando con problemas operativos y técnicos, exacerbados por un complejo entorno laboral causado por el COVID-19», señala la AIE en un informe publicado el 16 de noviembre. 

El documento añade que «como grupo, los 19 miembros sujetos a recortes del suministro bombearon 730 miles de barriles diarios [kb/d] por debajo del objetivo en octubre [correspondiendo 640 kb/d de esta cantidad a Nigeria y Angola], lo que derivó en una tasa de cumplimiento del 116%».  

Aumento de la producción petrolera 

La producción de petróleo en los países de la OPEP creció en octubre pasado en 240.000 barriles diarios (b/d) en comparación con septiembre y alcanzó 27,42 millones de barriles diarios (mb/d), según el informe. 

«Durante octubre, la producción de crudo en los países miembros de la OPEP aumentó en 240.000 b/d hasta 27,42 mb/d», dice el documento. 

El informe añade que Arabia Saudí y Venezuela, que regresaron a los niveles anteriores a la pandemia del coronavirus, lideraron el aumento de la extracción. 

Según el texto, Arabia Saudí aumentó la extracción de petróleo en 120.000 barriles diarios en octubre frente a septiembre, hasta 9,8 mb/d, mientras en Venezuela la producción creció 80.000 b/d en octubre, y alcanzó 690.000 b/d, la cifra más alta registrada desde febrero de 2020. 

La producción de petróleo en los países fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aumentó en 320.000 barriles diarios, al situarse en 15,37 mb/d, añade el informe. El crecimiento de la extracción fue impulsado por Kazajistán y Rusia. 

Crecimiento de la extracción mundial del crudo 

La extracción mundial del petróleo aumentó en octubre pasado en 1,4 millones de barriles diarios (b/d), en comparación con septiembre, y se situó en 97,7 millones de b/d, señaló la AIE. 

«La extracción mundial de petróleo aumenta. En octubre los suministros del crudo crecieron en 1,4 millones de b/d, hasta 97,7 millones de b/d», comunicó. 

La IEA pronostica un crecimiento de 1,5 millones b/d para noviembre y diciembre, a pesar de que la OPEP+ menospreció las solicitudes de los consumidores principales de aumentar la extracción por encima de los 400.000 b/d mensuales coordinados, para subir la oferta y «enfriar los precios». 

En abril de 2020, los países miembros de la OPEP y diez productores independientes (Azerbaiyán, Bahréin, Brunéi, Kazajistán, Malasia, México, Omán, Rusia, Sudán y Sudán del Sur) anunciaron un nuevo recorte petrolero para estabilizar el mercado tras el desplome de los precios debido al exceso de oferta y el impacto del coronavirus. 

El ajuste entró en vigor en mayo de 2020 y se fijó inicialmente en 9,7 millones de barriles diarios (b/d), pero a medida que la situación se iba estabilizando se corregían las limitaciones y para julio de 2021 fueron de 5,76 millones de b/d. 

Desde agosto, la OPEP y los productores independientes aumentan la extracción en 400.000 b/d mensuales hasta poner fin a los recortes en septiembre de 2022. 

Tras la reunión del 1 de septiembre, los participantes de la OPEP+ definieron mantener el aumento paulatino de la producción de petróleo acordado previamente. 

Demanda global del crudo 

La AIE pronostica que la demanda global de petróleo aumente en 5,5 millones de barriles diarios en 2021, y en 3,4 millones de barriles diarios, el año que viene. 

«Nuestro pronóstico del crecimiento de la demanda de petróleo casi no cambió en comparación con el informe del mes pasado y se estima en 5,5 millones de barriles diarios en 2021 y 3,4 millones de barriles diarios en 2022», dijo el organismo en su informe de noviembre. 

La agencia explicó que la demanda global de crudo crece debido a un intenso consumo de gasolina y un aumento del número de viajes internacionales a medida que cada vez más países abren sus fronteras. 

Sin embargo, advirtió que «las nuevas olas del COVID-19 en Europa, el debilitamiento de la actividad industrial y los altos precios de petróleo frenarán el crecimiento de la demanda». 

Según las previsiones de la AIE, la demanda global de petróleo alcanzará 96,28 millones de barriles diarios en 2021, frente a 90,79 millones de barriles diarios en 2020. 

(Sputnik) 

 

Comentarios Facebook