El ministro para Relaciones Exteriores, Félix Plasencia, rechazó la renovación de las medidas coercitivas unilaterales (MCU) aplicadas por la Unión Europea (UE) hacia a Venezuela. 

A través de su cuenta Twitter, el diplomático venezolano aseguró que se trata de una nueva maniobra para desestabilizar al país y boicotear las elecciones del próximo 21 de noviembre. 

“Desde Venezuela condenamos enérgicamente esta nueva agresión en contra de nuestro pueblo y consideramos esta insolente renovación un acto de hostilidad, cuyo objetivo pareciera ser querer torpedear la fiesta democrática del próximo domingo”, denunció este jueves. 

El Canciller Plasencia calificó de “errática” la política de Europa contra el pueblo venezolano y recordó que tales medidas son contrarias al derecho internacional. 

La decisión ocurre, contradictoriamente, cuando en Venezuela está desplegada la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, la primera en 15 años. 

(Nota de Prensa) 

Comentarios Facebook