El exgeneral venezolano Hugo «El Pollo» Carvajal movió nuevamente sus fichas ante la justicia española para evitar su extradición a los Estados Unidos y ahora aseguró que en 2010, el Gobierno de Venezuela financió actividades del Movimiento Cinco Estrellas, una organización política italiana a la que la prensa ibérica presenta como «de izquierdas».

De acuerdo con la reseña ofrecida por El Confidencial, el pasado martes, los fiscales italianos Maurizio Romanelli y Cristiana Roveda acudieron a la Audiencia Nacional en Madrid con el propósito de obtener más detalles del anzuelo que lanzara el también exjefe de la inteligencia venezolana, mas este habría condicionado la divulgación de la supuesta información a que Italia le otorgara asilo político y protección.

Aparentemente, la justicia italiana inició una investigación luego de que el diario español ABC -que regularmente publica noticias falsas o manipuladas sobre el Gobierno venezolano y sus funcionarios- asegurara que el Movimiento Cinco Estrellas recibió 3,5 millones de euros en efectivo del gobierno de Venezuela, que se habrían entregado a través del consulado de Venezuela en Milán, una especie que fue inmediatamente negada por Caracas y la tolda política.

La presunta base de esta acusación sería una orden que diera en 2010 el ahora presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando ejercía como canciller, para que se entregara una maleta con el dinero en efectivo Gianroberto Caseleggio, uno de los fundadores del movimiento italiano, por intermediación del cónsul venezolano en Milán, Giancarlo di Martino.

Empero, a pesar del intento de Carvajal por posicionar la tesis de que el Gobierno de Venezuela ha usado sostenidamente sus sedes diplomáticas para entregar dinero a partidos «de izquierda» por década y media en el continente europeo, El Confidencial admite que «Carvajal no aportó datos por escrito, ni facturas ni otros indicios que pudieran ampliar este avance».

En ese orden, en el reportaje se detalla que «se limitó a anticipar que las entregas de efectivo a través de la sede diplomática fueron más. Hubo, apuntó, otros pagos que no tiene localizados aún el Ministerio Público italiano».

Además, se conoció que el exfuncionario -que huyó de Venezuela tras respaldar la autoproclamación de Juan Guaidó en 2019- condicionó su presunta colaboración a que las autoridades de Italia accedan a sus demandas.

Lo que sí parece estar suficientemente claro es que Carvajal ha hecho todo cuanto ha estado a su alcance para eludir su extradición a suelo estadounidense, donde varios tribunales le imputan cargos por la presunta conspiración para la comisión de delitos de narcotráfico, terrorismo y trasiego ilegal de armas.

En este momento, su situación podría calificarse de desesperada, porque está en prisión y España aprobó la extradición, que no se ha ejecutado porque la Audiencia Nacional solicitó garantías a la justicia estadounidense, incluyendo que no se le condene a cadena perpetua.

Además, aunque todavía está pendiente el fallo correspondiente a la solicitud de asilo político que introdujera en 2019 ante el país ibérico, el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional de España descartaron la suspensión de la extradición por ese motivo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook