Una venezolana de 34 años, que no quiso ser identificada por temor a represalias, informó a la agencia de noticias Reuters, que fue violada por dos hombres en la selva del Darién, frontera entre Colombia y Panamá, cuando se dirigía en la caravana de migrantes que va hacia EEUU.

La mujer indicó que fue golpeada y violada por dos hombres encapuchados, pero que decidió continuar “por el poder de Dios”. “Me pusieron una pistola en la boca (…) No pude decir que no porque allí había mujeres muertas que se resistieron”, contó.

La agencia de noticias compartió un documento que mostraba que había registrado la agresión sexual con los médicos. La venezolana, dijo que su principal motivo era llegar a EEUU para poder enviar dinero a su bebé y a su madre en Venezuela.

Esta semana, partió de la frontera de Guatemala y México una caravana que busca ingresar en los próximos días a territorio estadounidense. Según los organizadores, entre 20 y 30% de las personas que avanzan son venezolanas.

No quiero quedarme en México, queremos ir a Estados Unidos, solo queremos que nos dejen pasar”, fue otro de los testimonios recogidos por Reuters, se trata de una venezolana de 63 años de la ciudad de Maracaibo que se unió a la caravana con seis parientes, incluidos dos de sus hijos.

Por su parte, el gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Migración,ha informado que busca establecer requisitos de entrada más estrictos para detener el flujo.

La caravana, la segunda grande en salir de Tapachula en un mes, avanzó lentamente y el sábado llegó a la aldea de Villa Comaltitlan en el estado de Chiapas.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook