Los informes de que Rusia prepara supuestamente una intervención militar en Ucrania son un bulo para representar a Rusia como una amenaza para el proceso de solución del conflicto ucraniano, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Según informó antes la agencia Bloomberg citando a unas fuentes, la inteligencia de Estados Unidos cree que Rusia supuestamente planea intervenir en Ucrania y ha movilizado a decenas de miles de reservistas, «a una escala sin precedentes desde los tiempos postsoviéticos».

«Vemos una campaña informativa deliberada en marcha. Bloomberg es utilizada para lanzar bulos (…) es un intento de representar a Rusia como una fuerza que amenaza el proceso de solución», dijo Peskov ante la prensa.

El portavoz tampoco descartó que dichos informes busquen camuflar métodos agresivos que Kiev podría emplear para solucionar el conflicto en el este de Ucrania.

Además, el portavoz declaró que el Kremlin observa con gran preocupación cómo Kiev aumenta su poderío militar, en particular recibiendo armas desde los países de la OTAN.

«Kiev está aumentando sus fuerzas tanto por sí mismo como con ayuda externa. Se le entrega a Kiev una cantidad importante de armamento, incluidas armas avanzadas y de alta tecnología. Observamos todo esto con gran alarma, teniendo en cuenta la influencia significativa de los políticos extremistas en Ucrania», dijo.

En este contexto agregó que Rusia está registrando un aumento en el número de provocaciones ucranianas en la zona de Donbás.

«Estas provocaciones se llevan a cabo con el uso de las armas suministradas a Ucrania por la OTAN», señaló e indicó que estas actividades representan una violación de los Acuerdos de Minsk.

Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en Donbás donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en febrero del mismo año.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook