La organización no gubernamental Alarm Phone denunció que un barco con 430 migrantes se hundía en el mar Mediterráneo desde el miércoles 24 y que la tragedia ya dejó al menos tres muertos.

Alarm Phone informó que 85 personas viajantes en el barco fueron obligadas ilegalmente a regresar a Libia. Estas personas buscan escapar desde ese país al norte de África, donde se han denunciado graves violaciones a los derechos humanos por parte de los migrantes.

La ONG comunicó que, según autoridades, la guardia costera tunecina estaba este jueves 25 en el lugar trabajando en el rescate en una operación compleja por su magnitud.

«Estas personas escapan de un lugar donde todas las aberraciones humanas pueden pasar, desde torturas físicas, psicológicas, violencia sexual, venta de personas, secuestros extorsivos», dijo a En Órbita Juan Matías Gil, coordinador de búsqueda y rescate de Médicos Sin Fronteras en el Mediterráneo.

Italia había indicado no tener autoridad para realizar el rescate y «Malta simplemente cuelga el teléfono», había denunciado previamente Alarm Phone. «La gente que emprende esa travesía y se juega la vida sin saber nadar, sin chalecos, está dando un grito de desesperación», afirmó el entrevistado.

«Estas políticas migratorias son un fracaso. Las organizaciones humanitarias estamos aquí porque los Estados no cumplen sus obligaciones con las leyes marítimas internacionales, no cubren sus zonas de búsqueda y rescate. Nosotros lo cubrimos, y además somos penalizados al momento de llegar a puerto con cuarentenas, incluso teniendo todos casos negativos a bordo», indicó Gil.

El mar Mediterráneo es una de las rutas migratorias más letales: hasta mitad de este año 1.146 personas fallecieron intentando cruzarlo.

El coordinador de búsqueda y rescate de Médicos Sin Fronteras en el Mediterráneo aseguró que los barcos de las ONG son sometidos a inspecciones arbitrarias con el fin de mantenerlos en puerto y no ser testimonio de lo que sucede en el mar.

En esta edición de En Órbita también abordamos —entre otros temas— un diálogo con el senador uruguayo del Frente Amplio, Charles Carrera, sobre las críticas al avance del proyecto de ley que otorgaría prisión domiciliaria a represores de la última dictadura (1973-1985). Y además la celebración en Argentina de un nuevo Día de la Libertad Religiosa.

En Uruguay En Órbita se transmite por Radio M24 (frecuencia 97.9 de Montevideo y 102.5 de Maldonado), lunes y miércoles a las 19 horas y sábados a las 12 horas. En Bolivia, por Radio Illimani – Patria Nueva (94.3 FM para todo el país y 93.7 FM en Cochabamba), de lunes a viernes de 4 a 5 horas. En Radio Kawsachun Coca (FM 99.1 de Cochabamba y FM 99.9 Trópico), de 22 a 23 horas.

(Sputnik)

Comentarios Facebook