La llamada crisis migratoria venezolana fue parte del plan de Estados Unidos, Europa y los gobiernos de derecha de América Latina para derrocar al presidente Nicolás Maduro. Estos planes fracasaron y ahora los migrantes no son útiles y han sido abandonados a su suerte, a merced de vergonzosas manifestaciones de odio, como la ocurrida en Chile. 

Así resumió Miguel Ángel Pérez Pirela la situación planteada con los connacionales que han salido del país en los últimos años y que, en varios países, han sido víctimas de la xenofobia y de la indiferencia de las autoridades ante la violencia expresada en su contra. 

“Hoy hemos querido analizar la crisis de los venezolanos en el exterior y determinar sus actores, responsables y manipuladores”, dijo el filósofo y comunicador político al iniciar el programa, que esta semana (por motivos de fuerza mayor) es transmitido por una cuenta alterna de la plataforma YouTube, a la que se accede a través del portal LaIguana.TV

Presentó la ilustración de Iván Lira titulada “Xenofobia”. En ella aparece Sebastián Piñera diciendo: “Chucha, weon, dejen la wea con la xenofobia, ya, po, porque los malos son los venezolanos, no los chilenos”. 

Y es que lo ocurrido en Chile fue parte medular del análisis. “El maltrato, la xenofobia, el racismo, el fascismo, el pinochetismo son una herencia estructural del pueblo chileno, que debe ser analizada”, expresó. 

LaIguana.TV lo informó en su momento con una nota titulada: “Desamparo total: Queman pertenencias de venezolanos desalojados de una plaza en Chile”. 

El texto indica que el sábado se difundieron por redes sociales dramáticas imágenes de una hoguera en la plaza Brasil, en Iquique, Chile, realizada por habitantes de esa localidad con las pertenencias de los inmigrantes venezolanos desalojados este viernes por la policía de ese país. 

Al grito de “No más inmigrantes”, un grupo de locales arrojaba los enseres en la hoguera, mientras otros aplaudían y hacían vítores antes tales acciones, las cuales no fueron interrumpidas ni detenidas por ninguna autoridad. 

A continuación, presentó un video de estos hechos. “Estoy obligado a mostrar esta vergüenza que se presenta en pleno siglo XXI, estos comportamientos propios del Medievo. Son imágenes que hacen preguntarse a cuántos chilenos y chilenas atendimos acá a partir de 1973”, dijo. 

Añadió que estos migrantes, habían sido desalojados de la plaza días atrás, por un contingente de más de 100 carabineros. 

Según la prensa internacional se desconoce hacia dónde fueron llevados los connacionales que se encontraban en el lugar aguardando en carpas. 

El gobernador de Tarapacá, José Miguel Carvajal, pidió a Sebastián Piñera hacerle frente a esta situación, ya que —según señaló— cada día hay más carpas con inmigrantes en plazas y playas de Iquique

La autoridad regional indicó que evalúa introducir un recurso de protección contra el presidente Piñera por omisión a deberes constitucionales en este tema. 

“Piñera hizo parte del grupo de presidentes derechistas que trataron de tumbar al presidente Maduro aupando esta crisis de migrantes. A muchos venezolanos se les convidó a ir a esos países y ahora los maltratan. Ahora los tratan como basura”, aseveró Pérez Pirela. 

Ofreció también el video de los carabineros en la plaza de Iquique desalojando a los migrantes.  

Luego, en una marcha antimigrantes, un grupo de violentos los persiguió por varias calles. En el grupo afectado había mujeres y niños, y quemó sus pertenencias. 

Las numerosas fotos tomadas por la prensa y por los particulares muestran la hoguera hecha con las pertenencias. “Son imágenes dantescas. Queda claro que el aparato del Estado, burocrático y militar, sigue siendo pinochetista”, observó el moderador del programa. 

Vuelta a la Patria

El presidente de la República, Nicolás Maduro, ordenó este domingo 26 de septiembre la activación del Plan Vuelta a la Patria en Chile, para garantizar el retorno de connacionales que han sido víctimas de actos de xenofobia en dicha nación. 

Así lo informó la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, a través de un mensaje publicado en su cuenta en Twitter, donde manifestó el repudio por parte del Ejecutivo Nacional a los recientes ataques perpetrados en contra de un grupo de inmigrantes venezolanos en territorio chileno. 

El tuit de Rodríguez expresa: “Venezuela repudia la xenofobia y agresiones contra migrantes venezolanos y exige a las autoridades nacionales y locales de Chile respeto a la integridad física y sicológica de nuestros connacionales. Presidente Nicolás Maduro ordenó activar el Plan Vuelta a la Patria de nuestros [email protected]!”.

Por su parte, el relator especial sobre los derechos humanos de los migrantes de la Organización de las Naciones Unidas, Felipe González, señaló que la hoguera para quemar las pertenencias de migrantes venezolanos en Iquique, Chile, es una “inadmisible humillación”. 

“El discurso xenófobo, asimilando migración a delincuencia, que por desgracia se ha ido volviendo cada vez más frecuente en Chile, alimenta esta clase de barbarismo”, publicó el funcionario de la ONU. 

La candidata a diputada chilena Florencia Lagos Neumann estuvo entre quienes compartieron los videos, pero además responsabilizó a Piñera de promover ofertas engañosas, solo con el fin de confrontar al gobierno de Venezuela. “Piñera fue a Cúcuta y ofreció a venezolanos y venezolanas un «paraíso», su supuesta «salvación». Pertenencias de familias y niñ@s quemadas, desalojados de Plaza Brasil Iquique y advertidos de ser expulsados del país. Este crimen es responsabilidad de Piñera y el Estado de Chile”, enfatizó Lagos Neumann. 

“Eso es correcto e insisto, Piñera hizo parte de quienes montaron el gran teatro de la migración venezolana”, acotó Pérez Pirela. 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el lunes que esos actos no pueden haber sido propiciados por otro grupo sino por la derecha pinochetista que ha sobrevivido en el país del sur.  

A los migrantes les dijo que en Venezuela tendrán una Patria que los reciba y los proteja a nivel de seguridad social y sanitaria, en un retorno seguro para el reencuentro con sus familiares en suelo nacional. “Responderemos por todo, responderemos por ellos (los migrantes)”, dijo el mandatario durante una actividad presidencial televisada este 27 de septiembre. 

En el video, el presidente comentó que un grupo de venezolanos escuchó el canto de sirenas emitido a través de las redes, promovido, con fuerza para que se fueran a otros países. Muchos de ellos están desencantados hace tiempo. Más de 350 mil regresaron en la época de la pandemia, entre abril y diciembre del año pasado. Se vinieron a pie y los recibimos acá. Otros varios miles fueron traídos en aviones gratuitos y protegidos, desde Quito, Guayaquil, Lima, Santiago de Chile, etcétera, en el Plan Vuelta a la Patria”.  

“En Venezuela, reflexionó, hay y ha habido siempre migrantes de muchas nacionalidades, incluyendo a chilenos que huyeron de la dictadura de Pinochet, a quienes se ha recibido con brazos abiertos y bajo ninguna circunstancia han sido objeto de actos brutales de xenofobia como los que viven los venezolanos en la actualidad a lo largo del continente”, reflexionó el presentador. 

“Un país de 30 millones de habitantes, tiene seis millones de colombianos aquí. También hay grandes contingentes de ecuatorianos y peruano y nunca han sufrido nada que se parezca a esta barbarie”, agregó. 

El infame Borges

En una revisión de las causas y de los actores principales de este problema, resulta inevitable hacer referencia a las expresiones del dirigente político Julio Borges

“No podemos dejar de recordar al infame (aunque no soy de utilizar este tipo de adjetivos) Julio Borges y su expresión desde su autoexilio dorado de Bogotá sobre sus compatriotas (aunque personas como él no tienen patria) a los que calificó como ‘enfermedad contagiosa’”. 

El hoy prófugo de la justicia venezolana, Julio Borges, aseguró ante los micrófonos de medios de comunicación del mundo que “la emigración venezolana es una enfermedad contagiosa”. 

Sus palabras fueron emitidas desde Washington a su salida de una reunión para pedir dinero para la supuesta “ayuda humanitaria” y presionar para se impongan más sanciones contra Venezuela, en abril de 2017. 

Presentó el video de Borges en el que dice: 

“Ya no es una crisis solo de Venezuela, es una enfermedad contagiosa para toda la región. Colombia tiene hoy a 500 mil venezolanos viviendo en su territorio, somos el 3% de la población de Panamá, ha habido un éxodo hacia el Caribe, a República Dominicana, al sur, a Chile y Argentina. Brasil, en el estado de Roraima, tiene a más de 70 mil venezolanos que entran y salen creando todo un problema social allí. Ese problema migratorio, que ya es de la región, se ve acompañado de otros, como crimen organizado, militarismo, paramilitarismo, tráfico de drogas e incluso terrorismo. Venezuela hoy es el foco de la inestabilidad y la degradación social que puede ser una enfermedad contagiosa en toda América Latina y por eso este es el momento de actuar para rescatar la democracia, el progreso y la dignidad del pueblo venezolano”. 

Maduro calificó como “despreciable” al dirigente de derecha, quien ha sido uno de los principales promotores de la xenofobia contra venezolanos en el exterior. 

“Debería estar preso y juzgado por los crímenes que ha cometido. Mató a un niño, es un instigador al odio contra los migrantes venezolanos, dirigió el atentado con drones contra mí, frustrado aquel 4 de agosto. Es un asesino, un criminal y es uno los promotores del odio y la xenofobia contra los venezolanos y las venezolanas que han migrado al mundo por razones económicas, un fenómeno nuevo, producto de las sanciones y la guerra económica”, argumentó el mandatario en una transmisión en Venezolana de Televisión. 

Migrantes venezolanos en Colombia

Aunque los hechos de Chile desataron la indignación, el país sureño no es el único punto del problema. La situación de los migrantes en Colombia sigue siendo crítica.  

En 2020, con el recrudecimiento de la pandemia, la situación de los migrantes en contextos laborales precarios empeoró. Muchos de ellos fueron desalojados de sus arriendos por no poder pagar los precios puestos por los locales. Sin posibilidades para regresar inmediatamente, se fue viendo con mayor frecuencia y dolor campamentos de migrantes, incluso en países en los que el gobierno recibió dinero del extranjero para atenderlos. 

Presentó un video correspondiente a ese tiempo de la periodista de Telesur Madelein García con migrantes en Bucaramanga. En el material, casi completamente silente, se observan centenares de personas acampando a duras penas en las calles. 

Mientras tanto, en su participación en la ONU, la semana pasada, el presidente Iván Duque dedicó parte de su discurso a mentir: dijo que la migración venezolana al país vecino es la “peor crisis migratoria que golpea el planeta”. 

“Esa es la misma narrativa que utilizó Piñera. Evidentemente, Duque no ha visto las imágenes del Mediterráneo ni las de Afganistán ni las de la frontera mexicana con EE.UU. Pareciera que no conociera la historia de su país, que ha roto todos los récords en masacres, desplazados y migrantes”, subrayó Pérez Pirela antes de poner al aire del video que muestra cómo mintió Duque en la ONU: 

“Colombia enfrenta la pandemia, actúa frente a la acción climática y, a su vez, atiende la peor crisis migratoria que golpea al planeta, la de millones de venezolanos que huyen de la narcodictadura y de la infamia”. 

Ya desde diciembre de 2019, el presidente Maduro advertía que el gobierno de Duque exagera las cifras de migrantes venezolanos en ese país para obtener recursos de organismos internacionales. 

Así lo reseñó entonces un titular de LaIguana.TV: Colombia exagera cifras sobre migrantes venezolanos para robar al mundo: Maduro. 

“El gobierno de Colombia dice ‘en Venezuela se vinieron para Colombia 4 millones’, ¿ustedes saben cuántos autobuses hacen falta para que se vayan 4 millones de venezolanos? Cien mil viajes de autobús”, recalcó Maduro en esa oportunidad. 

Pérez Pirela volvió sobre el tema del aprovechamiento de la migración para obtener fondos: “Duque se ha dedicado a mendigar plata por doquier”. 

Expuso una imagen de un diario periódico de 1979, que reseñaba que ya 4 millones de migrantes colombianos vivían en Venezuela. 

Para 2015, según cifras publicadas por Telesur, 5,5 millones de colombianos vivían en Venezuela con nacionalidad, empleos, y todos los beneficios sociales que ofrece el Gobierno Nacional. 

Un reportaje del canal multiestatal, en 2015, mostraba cómo los colombianos son beneficiados por la Gran Misión Vivienda Venezuela.  

El corresponsal Ángel Cedeño entrevistó a varios colombianos que han recibido el beneficio de viviendas y dicen sentirse visibilizados por las políticas sociales de la Revolución Bolivariana. La conversación sucedió en el urbanismo Ciudad Belén, cerca de Caracas. En este material periodístico, una señora llamada Josefina, quien llegó a Venezuela 28 años antes, procedente de Barranquilla, dice amar a Colombia, pero tiene malos recuerdos por la pobreza y la violencia que padecieron ella y sus once hermanos, también migrantes hacia Venezuela. “Esta es nuestra casa, el apartamento con el que nos dignificó nuestro comandante Chávez”, declaró. 

Para fingir que su gobierno está haciendo algo a favor de los migrantes venezolanos, El 1 de marzo, Duque firmó el Estatuto Temporal de Protección (ETP), pero el instrumento no contiene especificaciones para comprender cuál es el amparo que brinda. “Es otra de las medidas de marketing de Duque”, precisó Pérez Pirela. 

El portal de investigación La Tabla realizó un análisis de este documento e indicó que el decreto no precisa cuál es la protección que recibirían los venezolanos. Además, refiere que se muestra un discurso receptivo, pero vacío. “Revela falta de información para la identificación, registro y caracterización de la población migrante y para la denuncia de la xenofobia”. 

A los venezolanos bajo la categoría “irregular” que se encontraban inicialmente en Colombia les corresponde presentar documentos que confirmen su permanencia: contrato de arrendamiento, constancia sobre servicio de salud o constancia de estudio de sus hijos. Pero hablamos de un país en que no hay siquiera trabajo formal para la mayoría de sus propios jóvenes, tal como lo reflejan los protestantes en las calles de Colombia y las demandas del paro nacional. 

Otro video de Nexo Latino plantea cuáles son las verdaderas intenciones de Duque al firmar el amparo.  

El material dice que expertos de BBC analizaron por qué un país azotado por la pandemia, falta de vacunas, asesinatos de líderes sociales y masacres decide atender a migrantes. Plantean que lo hace porque puede acelerar el envío de recursos de la comunidad internacional y porque muestra que su política hacia Venezuela no es solo garrote, sino también zanahoria humanitaria, lo que puede hacerlos más afines al gobierno de Joe Biden. Y dicen que con estos gestos se puede convertir (Duque) en una figura hasta global de la defensa de los refugiados. Los analistas lo ven como una compensación ante el fracaso de Duque en su política anti-Maduro. 

¿Dónde está la Acnur?

Ya el año pasado, en la participación en la Asamblea General de la ONU, el presidente Maduro denunciaba el silencio cómplice del mundo ante la xenofobia y la difícil situación de los venezolanos migrantes. 

Un titular de LaIguana.TV lo reflejó así: La reacción del mundo ante situación de migrantes venezolanos es el silencio: Presidente Maduro 

“¿Cómo es esto posible, a pesar de las enormes cantidades de dólares que se les han otorgado a estos gobiernos, mediante extravagantes conferencias de captación de donantes, para los migrantes venezolanos? ¿Qué hicieron con ese dinero? ¿Se lo robaron los gobiernos?”, reclamó el presidente venezolano. 

La agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) en los últimos años ha hablado hasta el cansancio de los supuestos 4 millones de venezolanos que han partido de su tierra y de las condiciones en las que lo hacen, comparando esta migración con la de un país en guerra.  

“Esa era la narrativa que se planteó en relación a Venezuela -insistió el moderador de Desde Donde Sea-. Sin embargo, ahora que los venezolanos son víctimas de desalojos, vejaciones y de xenofobia en países como Chile y Colombia, no se escucha ninguna voz de Acnur que se levante para denunciar esta discriminación. Insisto: el problema aquí es todavía más grave porque Acnur hizo parte en los últimos dos años de esa exacerbación de la crisis migratoria venezolana”. 

Otra ilustración de Iván Lira editorializa sobre el tema. Se titula “Trampa”. Aparece un boxeador con el nombre Acnur en el cinturón y dice: “Acnur no tiene espíritu olímpico. Pelea con trampas y golpes bajos”. 

Una prueba de ello es que venezolanos que migraron a Brasil declararon que firmaron solicitudes de refugio sin ser perseguidos políticos, como requisito fundamental para estar en ese país.  

“Esto es responsabilidad de Acnur. ¿Qué hay detrás de esa estrategia y qué papel juega Acnur en ella? En EE.UU. está de moda declararse perseguidos políticos supuestamente para obtener documentos. ¿Qué hay detrás de esa estrategia? ¿Qué papel juega la Acnur?”, interpeló. 

En otro trabajo de Telesur, Madelein García revela los testimonios de algunos migrantes.

Uno de los entrevistados señala que en el cuestionario de entrada se les pregunta si son perseguidos políticos y se les induce a responder que sí para obtener el permiso de ingreso. “Yo no soy perseguido, solo tuve la necesidad de partir de mi país porque no me alcanzaban los cobres”, señaló uno de ellos. Otro entrevistado también fue a Brasil a buscar progreso para su familia, pero firmó como perseguido “porque no hay otra opción”. Un tercero indicó que se trata de un formulario con muchas preguntas sobre la persecución política y el riesgo de ser detenido o asesinados en caso de regresar al país. “Si no lo firmas no te dan el ingreso”, expresó.  

Madelein García explicó que ese estatus de refugio se otorga a quienes, para salvar sus vidas, huyen de países en guerra como Irak, Siria o Colombia, donde son amenazados por grupos armados. “Al parecer, Acnur estableció un nuevo concepto para Venezuela”, comentó la reportera. 

Mientras tanto, las mujeres y niñas migrantes venezolanas son una víctima cada vez mayor de la trata de personas con fines de explotación sexual en Colombia y en varios países de la región, una realidad palpable para las organizaciones sociales, pero prácticamente invisible en los registros oficiales sobre este delito. 

La situación, aunque no es nueva en Colombia, donde durante décadas se ha practicado la trata de personas entre municipios, sí se ha agudizado como consecuencia de la migración de venezolanas que ha incrementado los casos de la trata internacional. 

«Las mujeres y niñas venezolanas que cruzan o intentan cruzar por la frontera venezolana hacia Colombia son víctimas de trata de personas y explotación sexual», indicó un reporte de la organización Women’s Link Woldwide (WLW) conocido por Sputnik

Al redondear el análisis del tema, planteó la pregunta es si existe realmente una crisis de refugiados. 

Una nota de LaIguana.TV titulada “Informe Sures: No existe una crisis de refugiados venezolanos”. Informa que la organización no gubernamental sures difundió un reporte que destaca que “más allá del manejo político y mercantilista de las cifras de las migraciones venezolanas, existen unas cifras oficiales sobre este fenómeno que son de gran utilidad para mostrar que en Venezuela no existe una ‘crisis de refugiados’, ni mucho menos la situación de los refugiados venezolanos en el mundo puede ser objeto de alarma”. 

Asimismo, el ente asegura que este trabajo también permite comprobar que la crisis de refugiados que falsamente se atribuye a Venezuela la padecen otros países de América Latina, incluso “a escalas extraordinarias”, naciones como Colombia, aunque ello sea convenientemente ocultado. 

En América del Sur, y pese a lo sostenido por los gobiernos de países como Colombia y Chile, que han configurado una narrativa en torno a la noción de “crisis de refugiados en Venezuela”, las cifras del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (DAES) dan cuenta de una realidad muy diferente: 

En Chile se les ha otorgado refugio a 10.346 personas, independientemente de su nacionalidad (1,1% del total de migrantes) y en Colombia con solo lo han hecho 8.396 personas (0,7%). 

En el caso de los migrantes venezolanos, Sures apunta que 444 personas residen en Colombia bajo condición de refugiados y apenas 14 lo hacen en Chile. 

Al cierre, presentó un video de Telesur, nuevamente con Madelein García, en esta oportunidad desde Maicao, fronteriza con Zulia. 

La periodista indica que menos de 40 minutos separan a Colombia de Venezuela. Son los caminos ilegales. En el camino se observa la infraestructura que servía para el contrabando de gasolina venezolana, que ya no es negocio por la eliminación casi total del subsidio. El contrabando ahora es de personas. Los vehículos (automóviles y motocicletas) van haciendo escalas hasta llegar al punto del territorio venezolano. Se estima que de esa manera habían entrado para ese momento unas 4 mil personas contagiadas de Covid-19. 

“No cabe duda de que el tema de la migración es de derechos humanos. Venezuela no ha tenido una tradición de migrantes, como sí la han tenido otras naciones. Es la primera vez que se observa este fenómeno. No se pretende tapar el sol con un dedo, pero al analizar las causas se aprecia que es parte de una gran maniobra contra Venezuela, que ha incluido bloqueo, sanciones, robo de activos y de cuentas nacionales en varias partes del mundo, lo que ha tenido un impacto económico durante varios años”, expuso, a modo de conclusión.  

“No se pretende obviar el problema, pero está claro que a muchos venezolanos se les manipuló con estrategias diseñadas en EE.UU., Europa y países de América Latina gobernados por la derecha. Se ha creado un relato de crisis de refugiados, se ha inflado el número de migrantes –prosiguió-. La derecha venezolana ha participado de esto, los medios de comunicación, periodistas y gente de la farándula como Luis Chataing han puesto lo suyo, se han prestado para exacerbar esta situación y ahora estos países no saben qué hacer con los venezolanos porque ya no les sirven. Solo eran instrumentos, medios para tratar de tumbar a Nicolás Maduro. No pudieron lograrlo y ahora la oposición está sentada en México con el Gobierno, reconociéndolo como tal. Se cayó la pantomima de un presidente paralelo, obra y gracia de Donald Trump. Guaidó es impopular, nadie lo quiere, nadie lo sigue y además está tildado como un ladrón, junto a Leopoldo López y a toda esta oposición extremista. En este contexto, donde la oposición va a ir a elecciones, el migrante no vale nada en términos de la estrategia anterior, por eso están abandonados a su propia suerte”.  

“Esa es la cruda realidad. Lo sabemos nosotros, los que estamos dentro de Venezuela y lo saben los que están fuera. Aquí los estamos esperando con los brazos abiertos. Todos tienen derecho a emigrar, yo estuve fuera once años. Pero no está bien que nos empujen a salir con una crisis económica diseñada, una guerra económica, financiera, diplomática y mediática. Desgraciadamente, muchos fueron tontos útiles de la maldad macabra de la oposición extremista, de los gobiernos de EE.UU., Europa y los de derecha de América Latina”, concluyó. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook