El coronavirus puede causar un déficit de hierro en el organismo, lo que afecta el estado de salud general. Una dietista explica a Sputnik qué síntomas deberías tener en cuenta para detectar previamente la falta de este microelemento y qué tipo de alimentación te convendría en este caso.
 
«Si tras recuperarse del COVID uno tiene carencia de hierro, [este problema] se acompaña de algunos síntomas. Pueden ser la debilidad general, la pérdida del cabello, el empeoramiento del estado de la lámina ungueal, la piel y etc.«, detalla la nutricionista y candidata en ciencias, Rimma Moisenko.
Sin embargo, antes de empezar a recuperar el hierro, es necesario consultar a un especialista para aclarar la causa exacta de su escasez, destaca la dietista.
 

«No tome decisiones por su cuenta, debe hacerlo un médico tras realizar un diagnóstico», alerta.

 
También es necesario prestar atención a los niveles de la ferritina, la principal proteína almacenadora y un depósito para el hierro, como lo califica la especialista, así como la transferrina, un medio de transporte que traslada hierro en el plasma de la sangre, señala la médica.
 
«Hay muchos factores de disminución del nivel de hierro, por lo cual es muy importante establecer por qué se pierde», enfatiza Moisenko.
 

¿Cómo recuperar el déficit de hierro?

Ante todo, se aconseja intentar recuperar el déficit de hierro con ayuda de una dieta adecuada, asegura la especialista.
 
En este caso, la doctora recomienda varios subalimentos, como el hígado de res, de cerdo, de pollo, los riñones bien cocidos o el corazón del ganado bovino. En su opinión, no estaría mal comer verduras y acompañarlas con la carne roja para que el nivel de hierro en la sangre subiera con seguridad.
 
Y si, al revés, acompañas los productos de carne con pan dulce y al mismo tiempo en tu organismo hay flora micótica, no recibirás bastante hierro de la carne. En este caso, la misma flora micótica se apoderará de este microelemento, lamenta Moisenko.
 
(Sputnik)
Comentarios Facebook