El presidente de Rusia, Vladímir Putin, instó este miércoles a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a comenzar negociaciones para evitar la ampliación de la Alianza Atlántica hacia el este de Europa, en las cercanías de la frontera rusa. 

Putin indicó que desea garantías jurídicas, por entender que Occidente no cumple sus compromisos, en el marco de la ceremonia de recepción de las cartas credenciales de una veintena de embajadores en el Kremlin. 

Por su parte, la OTAN llamó a Rusia a reanudar el diálogo con la Alianza en medio del Consejo Rusia-OTAN, con el objetivo de buscar paz y seguridad, según declaró el secretario general del mecanismo, Jens Stoltenberg. 

“Tenemos conciencia de la importancia vital del diálogo con Rusia y estamos abiertos a ese tipo de cooperación en el marco del Consejo Rusia-OTAN”, afirmó el titular de la OTAN, en la cumbre de ministros de Exteriores de los países del bloque que tiene lugar hasta este miércoles en Riga. 

Stoltenberg comentó que en la reunión se debatió el enfoque combinado de la alianza a las relaciones con Rusia, “que combina la contención, donde es necesario, con la apertura al diálogo”. 

El 6 de octubre pasado la Alianza revocó la acreditación de ocho empleados de la misión permanente rusa ante la OTAN y recortó otros dos puestos en la representación del país euroasiático. 

Mientras tanto, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, alertó el pasado 18 de octubre que, en respuesta a las medidas de la Alianza Atlántica, suspendía la labor de su Embajada ante la OTAN a partir de noviembre y junto con estas, las actividades de la misión militar y de la oficina de información del organismo en Rusia. 

Ese mismo día el mandatario ruso declaró que la OTAN había roto todos los mecanismos de diálogo con Moscú. Al respecto, la Cancillería responsabilizó también a la Alianza de deteriorar las relaciones y arguyó que es la OTAN quien debe encabezar la iniciativa de mejorarlas y salir de la situación actual. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook