Nuevas revelaciones del exjefe de despacho de Trump muestran que el que fue presidente de EEUU estaba al tanto de su diagnóstico de COVID tres días antes de su debate presidencial con Joe Biden, que se celebró en septiembre de 2020. Esto significa que se sabía que Trump contrajo la enfermedad mucho antes de que esta información se hiciera pública.

Es lo que afirma Mark Meadows en su libro The Chief’s Chief (El jefe del jefe, en español), obtenido por The Guardian antes de su publicación prevista para el 7 de diciembre. En la obra escribe que el entonces presidente recibió un resultado negativo poco después de la prueba positiva y reanudó sus actividades normales, entre las cuales estaba el debate contra su adversario demócrata.

En caso de que se confirme, la revelación podría suponer otra prueba más de que bajo el liderazgo de Trump la Casa Blanca no tomó en serio el virus, incluso en momentos en que se propagaba entre los funcionarios de la propia residencia presidencial y el personal de campaña. Como resultado de ello, al final Trump tuvo que ser ingresado en un hospital, donde necesitó oxígeno suplementario y tratamientos experimentales.

El expresidente aseguró el 1 de diciembre que la afirmación de Meadows «de que yo tenía COVID antes o durante el primer debate es una noticia falsa. De hecho, una prueba reveló que no tenía COVID antes del debate». Meadows, por su parte, retuiteó posteriormente la declaración.  

(Sputnik)

Comentarios Facebook