Agentes de la policía autonómica de Cataluña (Mossos d’Esquadra) están implicados en la muerte de un hombre, quien habría fallecido horas después de que los funcionarios lo inmovilizaran empleando la pistola eléctrica táser.

El hecho ocurrió el pasado 26 de noviembre, cuando una familia avisó a los Mossos d’Esquadra que su hijo los estaba amenazando «con cuchillos». Al ingresar al domicilio por la vivienda de un vecino, ya que el hijo supuestamente había bloqueado todas las entradas, los funcionarios procedieron a detener al hombre, y emplearon para ello la pistola táser para su reducción.

Según la versión policial, el joven ingresó consciente al hospital y dos días después murió. Los funcionarios investigan si hay relación de causa y efecto entre la muerte del hombre y el uso del armamento empleado.

Organizaciones como Chalecos Amarillos han advertido desde el año 2016 que las normas de uso de táser no cumplen las garantías necesarias de respeto a Derechos Humanos (DDHH), lo que aumenta los riesgos sobre la salud y la vida.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook