La Policía de Colombia no dejó ingresar a un joven colombiano a la clausura de los Juegos Panamericanos Junior en Cali al constatar que llevaba una camiseta con una crítica contra el expresidente Álvaro Uribe. El mismo diseño, que esconde un juego de palabras, ya había generado un escándalo internacional en 2009. 

La primera edición de los Juegos Panamericanos Junior no solo fue una oportunidad para que los jóvenes deportistas de toda América demuestren sus talentos, sino también para que el público de la ciudad colombiana de Cali, en el departamento del Valle del Cauca (oeste) disfrute desde las gradas de espectáculos deportivos de primer nivel. 

Nada de eso pudo hacer Carlos Peña, un joven caleño que se define como docente, activista y consultor jurídico que, el domingo 5 de diciembre, quiso presenciar la ceremonia de clausura de los juegos en el velódromo Alcides Nieto Patiño, ubicado en el centro de Cali, pero se encontró con un problema. 

«Ingresé por la zona de los parqueaderos y presenté en debida forma mi identificación, mi carnet de vacunación, mi tapabocas y mi boleta. Una vez pasé los filtros, patrulleros de la Policía de Colombia me impiden el ingreso aduciendo que tengo una camiseta que ‘no es permitida'», contó Peña en un hilo de Twitter que se viralizó al día siguiente. 

El hombre mostró además un vídeo que su acompañante filmó con su teléfono celular en el que se aprecia que llevaba una camiseta con las palabras ‘Uribe’, ‘Para’, ‘Militares’ y ‘Bases’. El diseño, además, sustituye al ‘i’ de Uribe por un misil con la sigla ‘USA’. 

Luego de que el joven protestara porque no se le permitiera el ingreso a pesar de contar con los boletos para ver el espectáculo, un policía justificó la medida, mientras era grabado, alegando que «hay unos requisitos y no puede ingresar con esa camiseta». Según el efectivo, Peña podía ingresar siempre y cuando lo hiciera «con otra camiseta que no sea una alusión política». 

Otro policía llegó al lugar para expresar lo mismo, luego de incluso chequear antecedentes judiciales del espectador. «Es un evento deportivo, no un evento de política, entonces no puede ingresar con esta camiseta», comentó el policía, que ante la insistencia acabó siendo explícito: «No lo vamos a dejar ingresar porque tiene la camiseta de Uribe». 

«Quiero que graben al teniente Diego López que acaba de decirlo de manera clara, no puedo ingresar a un espectáculo deportivo porque tengo una camiseta que dice ‘Uribe paramilitar’, en pleno siglo XXI y cuando los fallos de la Corte Constitucional han sido lo suficientemente claros, la fuerza pública sigue violentando los derechos de la gente», resumió Peña. 

La camiseta hace referencia al expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) y sus presuntos vínculos con organizaciones paramilitares, un asunto que es investigado por la Corte Constitucional de Colombia desde 2018, cuando el propio Uribe intentó acusar al senador de izquierda Iván Cepeda de tener vínculos con paramilitares. La Corte descartó la denuncia de Uribe y comenzó a investigar al expresidente a partir de testimonios que lo vinculaban a él, y no a Cepeda, con paramilitares. Por el caso Uribe estuvo en prisión domiciliaria entre agosto y octubre de 2020 y, si bien recuperó la libertad, continúa bajo proceso. 

Colombia y Residente se enfrentaron por la misma camiseta en 2009 

Tampoco es la primera vez que la camiseta que utilizó el joven caleño despierta polémica. En 2009, el mismo diseño fue utilizado por el rapero puertorriqueño René Pérez, conocido como ‘Residente’, en la gala de los premios MTV Latinoamérica. 

El caso motivó incluso un comunicado de la Cancillería colombiana —en ese momento aún con Uribe como presidente— en el que afirmaba que el mensaje presentaba «un contenido ofensivo y calumnioso en contra del presidente de los colombianos» y aseguraba que el acto «constituye un agravio para su buen nombre e investidura y además una falta de respeto a la dignidad de nuestros ciudadanos». 

Pérez llegó a responder con una carta abierta en la que aseguró que, en realidad, la camiseta incluye «un juego de palabras» y tiene «una doble lectura». 

«Uno lee lo que quiere. Por lo menos, yo leo claramente: Uribe Para Bases Militares. Un mensaje directo y claro», justificó el cantante. 

La alusión a las bases militares apuntaba al acuerdo que el Gobierno de Uribe pretendía firmar con Estados Unidos y que habilitaba al país norteamericano a tener control de siete bases militares en territorio colombiano. El acuerdo fue rechazado por la Corte Constitucional de Colombia, por lo que nunca entró en vigencia. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook