El prófugo de la justicia venezolana Leopoldo López fue recibido con huevos y consignas de «asesino» a su llegada a una reunión con la ultraderecha chilena.

Frente al lugar de la reunión, un manifestante le tiró un huevazo y lo increpó, gritándole: «Asesino, ¿qué vení a hacer acá?».

López se encuentra en el país austral haciendo campaña en contra del proceso constituyente, en declaraciones aseguró que en Venezuela significó «el principio del fin».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook