La ómicron podría convertirse en la variante dominante del coronavirus en Europa para principios de enero de 2022, según el boletín semanal de la OMS sobre la situación epidemiológica en el mundo. 

«Si el 1% de las infecciones por el SARS-CoV-2 es causado por la variante ómicron, esta se volverá dominante en Europa superando el 50% del total de nuevas infecciones, con el crecimiento del 120% para el 1 de enero de 2022», indica el documento.  

De momento, la presencia de la variante ómicron se confirmó en 57 países, agrega el texto. 

Se precisa que en los últimos dos meses el 99,8% de todos los contagios por coronavirus corresponde a la variante delta. 

«Hasta ahora, la mayoría de los casos identificados están relacionados con viajes, no obstante, eso podría cambiar», enfatiza el boletín. 

La OMS calificó de «preocupante» la nueva variante ómicron identificada en Sudáfrica, debido a un gran número de mutaciones que apuntan a un mayor riesgo de reinfección en comparación con otras variantes de preocupación. 

A finales de noviembre, la organización advirtió de que el riesgo global relacionado con la nueva variante ómicron «es muy alto». 

Los mayores productores mundiales de vacunas contra el COVID comenzaron a desarrollar fármacos adaptados a la nueva variante. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook