África concentra el 46 % de los cerca de 1.000 casos de la nueva variante ómicron del coronavirus detectada en países de todo el mundo, pero las restricciones de viaje impuestas a naciones del sur del continente siguen sin tener justificación, señaló hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

“Con ómicron presente en cerca de 60 países globalmente, las prohibiciones de viaje que afectan principalmente a países africanos son difíciles de justificar”, dijo este jueves en un comunicado la directora regional para África de la OMS, Matshidiso Moeti. 

Hasta el momento, la variante ha sido registrada en 11 naciones de África, incluidas Túnez en el norte, Nigeria, Ghana y Senegal en el oeste, Uganda y Mozambique en el este y Zambia, Zimbabue, Botsuana, Namibia y Sudáfrica en el sur. 

Se sumó anoche a esta lista Sierra Leona, que confirmó su primer caso de ómicron en un viajero llegado de Nigeria el 25 de noviembre, el mismo día que científicos y autoridades de Sudáfrica anunciaron la detección de la variante, caracterizada por un alto número de mutaciones. 

Las prohibiciones impuestas por países de todo el mundo, sin embargo, han afectado a naciones africanas donde aún ni siquiera se ha registrado la presencia de la variante. 

La Unión Africana (UA) ya reivindicó este martes la retirada de estas medidas porque “las evidencias actuales, que han subrayado la propagación (de ómicron) a nivel mundial, no respaldan las prohibiciones selectivas de viaje impuestas a los países del sur de África”. 

(EFE) 

Comentarios Facebook