La OPEP espera que ómicron, la nueva variante del coronavirus, tenga un impacto «leve» y de «corta duración» en la economía mundial, por lo que mantiene sin cambios su pronóstico sobre la recuperación del consumo de petróleo.

En su informe mensual sobre la evolución del mercado mundial de crudo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con sede en Viena, confirmó este lunes su expectativa de que la demanda de «oro negro» habrá recuperado plenamente los niveles prepandémicos en la segunda mitad de 2022.

«La demanda mundial de petróleo se mantiene sin cambios respecto a la evaluación del mes pasado», tanto la de 2021, cifrada en una media de 96,44 millones de barriles diarios (mbd), como la del próximo año, de 100,79 mbd, señala el documento.

(EFE)

Comentarios Facebook