La pelea entre el expolicía Chris Daukaus y el exconvicto Derrick Lewis tuvo lugar en la final del último torneo de 2021 de Ultimate Fighting Championship (UFC).
 
Ambos luchadores de la categoría de peso pesado tenían gran posibilidad de salir ganadores. El expolicía Chris Daukaus contaba con cuatro victorias consecutivas, mientras que Derrick Lewis a pesar de haber perdido su último combate con Ciryl Gane que ganó el título interino de los pesos pesados, acumulaba más experiencia que su oponente.
 
La pelea apenas duró un asalto. El expolicía Daukaus inició con cautela y golpes sueltos la primera mitad del primer asalto hasta que Lewis estratégicamente cerró la distancia y lanzó una ráfaga de golpes a su rival en su rostro hasta tumbarlo y conseguir la victoria por nocaut técnico.
 
«Se siente realmente bien. Todo lo que quería hacer era seguir avanzando», dijo Lewis al terminar la pelea.
Derrick Lewis, de 36 años, es conocido como la Bestia Negra y considerado una leyenda de las artes marciales mixtas. Dos semanas después de haberse graduado de la escuela secundaria cuando tenía poco más de 17 años, Lewis fue acusado de asalto agravado y fue puesto en libertad condicional. Cuando asistía a la Universidad Kilgore con una beca completa de fútbol, violó la libertad condicional y fue condenado a cinco años de prisión aunque permaneció en ella tres años y medio.
 
Chris Daukaus trabajó como oficial en el Departamento de Policía de Filadelfia desde 2010, pero el 1 de diciembre de 2021 decidió renunciar para dedicarse a su carrera en la MMA.
 
(Sputnik)
 

 

 
Comentarios Facebook