Julianna Peña demostró que Amanda Nunes es humana, le quitó su estatus de campeona imbatible para adueñarse del cinturón de peso gallo en la contienda coestelar de UFC 269.

El primer round de la contienda fue para Amanda, lanzó un par de patadas a la izquierda de Peña, quien se notó disminuida en su accionar, incluso estuvo dominada en la lona la mayor parte del tiempo.

Sin embargo, para el segundo round fue una historia totalmente distinta.

Peña se plantó frente a la brasileña, fue al frente y dejó ir las manos, apretó el bucal y aunque tuvo que absorber mucho castigo, pues prácticamente le quedó cerrado el ojo izquierdo por los puñetazos que recibió en el pómulo, también logró hacer lo mismo.

El jab de Julianna fue su arma principal, entró una y otra vez, puso en aprietos a la Leona, quien además fue derribada y ahí Peña le ganó la espalda, empezó a estrangularla con el mataleón hasta que Nunes se rindió.

La venezolana le propinó así su primera derrota a la brasileña desde 2014, para convertirse en la quinta campeona de peso gallo en la historia de UFC.

El reinado de Nunes fue de 1981 días, se quedó a solo 19 de entrar al club de los dos mil, en el que solo están George St-Pierre, Demetrious Johnson y Anderson Silva.

(marca.com)

 

Comentarios Facebook