La expansión de la OTAN a Ucrania y otras exrepúblicas soviéticas es una cuestión de vida o muerte para Rusia, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

«La expansión de la OTAN a países como Ucrania y probablemente a otros países que formaron parte de la Unión Soviética (…) ya es una cuestión, bueno, de vida o muerte para nosotros», dijo Peskov en una entrevista para el canal Rossiya 1.

El representante subrayó que instructores y equipos militares de la OTAN empiezan a llegar al territorio de Ucrania donde ya hay apostados «varios miles» de asesores.

«Poco a poco la OTAN penetra en el territorio de Ucrania y luego, solo habrá formalización de este proceso», resaltó Peskov.

El portavoz añadió que entre los países donde se expande la OTAN tambien están Moldavia y Georgia.

Las tensiones en torno a Ucrania se vieron agravadas en las últimas semanas por una supuesta acumulación de tropas rusas cerca de la frontera que Occidente interpreta como preparativos para una posible invasión.

Rusia rechazó en más de una ocasión las acusaciones de planear una agresión contra Ucrania denunciando que son una excusa de la OTAN para desplegar más equipos militares cerca de sus fronteras y ocultar así sus propias acciones.

Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en Donbás, donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en respuesta al violento cambio de Gobierno ocurrido en febrero del mismo año.

Los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia, cuyo balance la ONU estima en 13.000 muertos.

Garantías de seguridad

La reciente iniciativa de Rusia acerca de nuevas garantías de seguridad es obra del presidente Vladímir Putin, afirmó Peskov.

«Se trata de una iniciativa del presidente», dijo Peskov en la entrevista. «Iniciativa del presidente que tiene la posibilidad de analizar la situación en su conjunto», añadió.

Peskov, comparó al presidente ruso a «un auténtico ajedrecista que ve más de un movimiento por delante, y más de dos».

«Uno necesita tener habilidades superiores a las de un gran maestro en esos asuntos. No me cabe la menor duda de que el presidente Putin lo calcula todo, pero hay que centrarse en las negociaciones que, según esperamos, tendrán lugar en enero», dijo.

Según Peskov, «es ahí donde se hará claro de entrada si Estados Unidos está dispuesto a dar una respuesta sustancial o prefiere dilatar el proceso negociador».

Peskov dejó claro que Moscú espera una respuesta rápida a su nueva iniciativa.

«Se requiere una solución concreta y rápida, una solución que responda a nuestros intereses», enfatizó.

El pasado 17 de diciembre, el Ministerio de Exteriores de Rusia publicó los borradores de acuerdos con Estados Unidos y la Alianza del Atlántico Norte sobre nuevas garantías recíprocas de seguridad en Europa.

Según Moscú, los países de la OTAN deben comprometerse a contener la ampliación del bloque y excluir la adhesión de Ucrania y otras naciones de la antigua URSS. La iniciativa rusa prevé asimismo la creación de una línea directa con la Alianza Atlántica para contactos de emergencia e intercambio regular de información sobre ejercicios y maniobras militares.

Además, Rusia insta a EEUU a renunciar recíprocamente al despliegue de armas nucleares fuera del territorio nacional y repatriar las ya emplazadas.

La iniciativa estipula que ninguna de las dos partes emplazará armamento o efectivos en regiones fuera del territorio nacional donde la otra pudiera considerarlo como una amenaza a su seguridad, ni siquiera si tal despliegue se lleva a cabo en el marco de organizaciones internacionales, alianzas militares o coaliciones.

Según las previsiones, las primeras rondas de consultas entre Rusia, por un lado, y Estados Unidos y la OTAN, por otro, podrían celebrarse hacia mediados de enero próximo.

(Sputnik)

Comentarios Facebook