Estados Unidos recibió a 122.000 menores migrantes no acompañados en 2021, una cifra récord desde que en 2019 se registró la llegada al país de 69.000 menores que viajaban sin sus padres, comunicó la Oficina de Control de Fronteras e Inmigración (ICE, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, la agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) que se ocupa de los niños no acompañados, el programa enfrentó un desafío sin precedentes desde principios de este año.

En ese sentido, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados ha informado de que esta cifra es un nuevo récord desde el año pasado, cuando cerca de 69.000 menores no acompañados llegaron a Estados Unidos. 

Advirtieron, de igual forma que en 2022 el número podría incrementar, por lo que las autoridades estadounidenses estarían ya preparando varias instalaciones de emergencia en los estados de Nuevo México y Carolina del Norte.

Las llegadas a la frontera de niños no acompañados han disminuido desde el verano, pero el mes pasado se registró el procesamiento de casi 14.000 menores migrantes que viajaban sin sus padres, el recuento más alto de noviembre en la historia, de acuerdo a la ICE.

Apenas unas semanas después de que el presidente Joe Biden asumiera el cargo, los refugios manejados por esta oficina del HHS alcanzaron su capacidad máxima en una ola de migración sin precedentes que ha colapsado las instalaciones, obligando a habilitar centros de convenciones e instalaciones militares para albergar al creciente número de niños que cruzan la frontera.

De igual forma, el Gobierno de Biden reimpuso, tras una orden judicial, el programa «Quédate en México» que obliga a pedir asilo desde el país contiguo, sin pasar las frontera.

(teleSUR)

Comentarios Facebook