El presidente de la República, Nicolás Maduro, aseguró que con el secuestro del diplomático Alex Saab por parte de Estados Unidos, los actores políticos de esa nación torpedearon el proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición extremista en México.

El titular del Ejecutivo venezolano indicó que la delegación del gobierno participó en la mesa de diálogo bajo el entendido de que «al hablar con la oposición extremista guaidocista nos sentábamos a hablar con los EEUU», porque así lo expresó el propio Gobierno gringo.

«La propia oposición, su coordinador Gerardo Blyde lo habló en Washington con el Departamento de Estado y le dieron garantías a él y nos dieron garantías a nosotros de que no iban a llevarse a Alex Saab», indicó.

Sin embargo, fue la Casa Blanca la que perpetró una puñalada trapera a las negociaciones al secuestrar a Saab «sin previo aviso», para «trastabillar y descarrilar las conversaciones de paz en México».

«Sigue siendo Alex Saab representante ante la mesa de diálogo de México. Tendrían que haber grandes cambios en el asunto que tiene que ver con el secuestro de Alex Saab para que nosotros volviéramos a México. Veremos qué sucede en enero, febrero, con buena expectativa los meses que están por venir», precisó.

El jefe de Estado recordó que siempre ha estado a favor del diálogo con los diversos actores que le adversan y que nunca ha estado de acuerdo con la violencia política con la que ha manejado la extrema derecha venezolana.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook