Cuba condenó los intentos de desestabilización y subversión al orden interno en Kazajistán en un mensaje divulgado por el ministro cubano de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla. 

«Condenamos los recientes hechos de violencia ocurridos en la República de Kazajistán instigados desde el exterior para subvertir el orden interno y desestabilizar al gobierno constitucional de ese país amigo», subrayó el canciller de la isla en su cuenta de Twitter. 

Este país, ubicado en el Asia Central y que comparte fronteras con Rusia y China, está sacudido desde principios de este año por una fuerte ola de violencia que, según cifras preliminares, ha provocado la muerte de una veintena de personas y más de 700 heridos. 

Las protestas iniciaron después que el Gobierno kazajo decretara un aumento del precio del gas licuado, y aunque la medida fue revocada, las protestas se tornaron violentas, con cuantiosos daños materiales, saqueos y destrucción de edificios gubernamentales, quema de autos, y violentos enfrentamientos con las fuerzas del orden. 

El Gobierno de Kazajistán —que encabeza el presidente, Kasim-Yomart Tokaev— aseguró que lo que ocurre en su país es un plan terrorista orquestado desde el exterior que busca desestabilizar a las instituciones y a la sociedad. 

(Sputnik)