Un extraño caso llegó a las manos del médico pediátrico Michael Narvey, del Instituto de Investigación del Hospital Infantil Manitoba, en Canadá, quien por medio de su cuenta de Tik Tok contó la historia de una mujer que sobrevivió luego de que se descubriera que un feto se desarrollaba en su hígado.

Si bien el caso fue estudiado por primera vez en 2012, Narvey lo trajo a colación recientemente con el fin de explicar este extraño fenómeno que fue diagnosticado como un embarazo ectópico hepático, en una investigación publicada en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

El extraño embarazo

La mujer, de 33 años, fue ingresada en un centro asistencial luego de que presentara un sangrado vaginal por 14 días seguidos y luego de haber pasado 49 días desde su último ciclo menstrual. Una señal de alto riesgo, por lo que los médicos decidieron realizarle una ecografía abdominal.

Los resultados sorprendieron a los especialistas y al mismo Narvey, quien señaló “que nunca había visto algo como esto en su vida”.

El resultado de la ecografía mostró que un bebé se estaba desarrollando fuera de la cavidad principal del útero, específicamente en el hígado, una extraña variante de un embarazo ectópico que produce fuertes dolores a nivel pélvico y abdominal a medida que el feto crece.

Según los especialistas de la Clínica Mayo, un embarazo ectópico se genera en la mayoría de los casos de la siguiente manera: “Estos se desarrollan con mayor frecuencia en una de las trompas de Falopio, que es uno de los tubos que transportan los óvulos desde los ovarios hasta el útero. Este tipo de embarazo ectópico se denomina embarazo tubárico. A veces, el embarazo ectópico se produce en otras partes del cuerpo, como los ovarios, la cavidad abdominal o la parte inferior del útero (cuello del útero), que se conecta con la vagina”, señala una definición de embarazo ectópico de la Clínica Mayo.

¿Se da con frecuencia?

El caso de esta mujer dejó con muchos interrogantes a los investigadores por el grado de rareza de un óvulo fecundado desarrollándose sobre un órgano de vital importancia como lo es el hígado.

Para los especialistas de la revista científica ‘Alerta’, este tipo de anomalía se puede presentar tan solo en el 1 % de embarazos ectópicos, pues no es frecuente ver estos casos en el mundo.

Sin embargo, sí se recomienda que, de llegar a presentarse, se trate con la mayor brevedad posible, ya que puede llegar a ser catastrófico por su alto grado de mortalidad. 

Cabe resaltar que no hay posibilidades de que el feto sobreviva en un embarazo anómalo de este estilo. Este debe ser removido para preservar la vida de la madre.

(El Tiempo)

Comentarios Facebook