El pasado fin de semana, un usuario identificado con el seudónimo @Blas_de_Lezox publicó en la red social Twitter una fotografía de una prueba de antígenos para la detección de la COVID-19 abierta por la mitad. 

La persona acompañó la imagen de un mensaje descalificador, aparentemente provocado porque en el interior de una prueba como esta, solamente hay una tira reactiva.  

«Súper tecnología de plástico para indigentes mentales», manifestó, pese a que se trata de un mecanismo diagnóstico de comprobada eficacia que supuso décadas de investigación científica.

«BlasdeLezox», quien asegura residir en España, utiliza su cuenta en la red social del pajarito azul, básicamente para divulgar mensajes antivacunación y para difundir falsos efectos de la inmunización contra el coronavirus.

En estas comunicaciones fraudulentas, entre otras cosas, asegura que las vacunas no salvan vidas y que las farmacéuticas, en complicidad con los gobiernos, están usándolas para implantar microchips a las personas. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook