La Defensoría del Pueblo de Colombia advirtió este viernes de lo que llamó la «gran tensión» existente en el departamento de Arauca, en el este del país, por los enfrentamientos entre miembros de grupos armados irregulares, los cuales ya han dejado 33 muertos.

De acuerdo al defensor del pueblo, Carlos Camargo, en una visita a la zona, «persiste el temor de las comunidades. Por esta razón, estamos en el departamento de Arauca conversando directamente con las comunidades que han resultado afectadas por las acciones de los grupos armados ilegales que se disputan las actividades ilícitas en la zona de frontera».

La Defensoría advirtió, asimismo, que además de las 170 familias que actualmente están desplazadas en Arauca, «el fenómeno empieza a sentirse en Norte de Santander», departamento a donde habrían llegado 24 familias, según un comunicado de la institución.

En una visita de Camargo a las localidades afectadas, han hecho un llamamiento a los grupos armados para que «respeten a la población civil, la mantengan al margen de sus actividades, que cesen los homicidios en su territorio y que no se recluten menores de edad».

Las autoridades colombianas informaron a comienzos de año de haber encontrado al menos 27 cuerpos en las zonas rurales de los municipios de Fortul, Saravena y Arauquita, en Arauca; y en la localidad de Cubará, en el departamento de Boyacá.

Según detalló en rueda de prensa el fiscal general de la nación, Francisco Barbosa, las víctimas habrían sido obligadas a salir de sus viviendas por hombres armados.

El presidente Iván Duque ha intentado sofocar la situación de la zona con la militarización de la misma.

(telesurtv.net)

Comentarios Facebook