Sobre el caso de las mafias que controlan la distribución de gasolina y diésel en algunas estaciones de servicio del país, el presidente de la República, Nicolás Maduro, pidió este sábado al ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, y al fiscal general, Tarek William Saab, tomar acciones inmediatas para contrarrestarlas.

«La proliferación de mafias con diferentes disfraces, con diferentes atuendos, que controlan las bombas de gasolina, que controlan la distribución de diésel para los campesinos que producen el alimento es vergonzosa y se tiene que acabar, ministro Tareck», afirmó durante la rendición de la Memoria y Cuenta a la Asamblea Nacional.

Reconoció el esfuerzo de los trabajadores de PDVSA para recuperar la producción de combustible en el país, por lo que fustigó: «¿Las mafias van a poder más que un Estado? ¿Qué magia tienen esas mafias para tomar un camión de gasolina, armar una lista, una cola y cobrar el combustible carísimo. Pido el apoyo de la Fiscalía, ¡justicia, justicia!».

El Jefe del Ejecutivo ofreció este sábado 15 de enero su Memoria y Cuenta frente al Parlamento, acompañado de ministros, cuerpo diplomático, alto mando militar e invitados especiales, en cumplimiento con lo estipulado en el artículo 237 de la Constitución. 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook