Novak Djokovic ha perdido el partido contra el gobierno australiano después de que el Tribunal Federal Australiano desestimase el recurso de apelación presentado por el equipo legal del tenista serbio para intentar revocar la orden de cancelación del visado del número 1 del mundo del tenis.

La decisión fue tomada de manera unánime por los tres jueces, que han decidido seguir adelante con la deportación del balcánico. Una decisión que pone punto y final a un caso que se abrió el pasado 6 de enero, cuando las autoridades fronterizas del país oceánico decidieron cancelar la visa de Djokovic por fallos en la documentación presentada para poder viajar a Australia para disputar el primer Grand Slam de la temporada.

Novak Djokovic, cuyo visado ha quedado anulado definitivamente este domingo por una decisión judicial, ya ha abandonado Australia en un vuelo con destino a Dubái. El vuelo EK 409, operado por las aerolínea Emirates, partió desde el aeropuerto de Tullamarine de Melbourne alrededor de las 22.50 hora local (12:50 hora española).

Novak Djokovic llevaba 11 días en el punto de mira por querer jugar el Open de Australia sin estar vacunado gracias a una exención médica. El número 1 del tenis no es el único deportista que no quiere vacunarse. 

(Marca)

 

Comentarios Facebook