En Twitter ha sido publicado un video en el que se ve claramente cómo Walmart crea, aparentemente, las compras en su supermercado dentro del metaverso. En la representación un avatar virtual se pasea por los pasillos de la tienda de alimentos y va obteniendo distintos artículos y colocándolo al carrito de la compra.

Los usuarios han reaccionado de forma muy variante a esta imagen. Muchos de ellos han señalado lo incoherente que sería comprar comida en un universo virtual en el que se no pueden ingerir estos alimentos.

No obstante, un punto de vista interesante tiene su origen en el hecho de que este video, en realidad, no es reciente. Sucede que fue creado por una agencia digital para Walmart en 2017, de cara al festival South by Southwest (SXSW).

La pieza audiovisual de Walmart, por ende, no tiene nada que ver con el «hype» que existe hoy en día en torno al metaverso, ese concepto que está revolucionando Silicon Valley.

Lo sucedido nos lleva a generar un par de cuestiones, lo que significa que este término lleva pululando más de lo que creíamos. De hecho, implica que ya se estaba trabajando con él hace más de cuatro años y que en todo este tiempo no se ha conseguido que llegara a reflejarse en el mundo real.

Esta investigación ha llevado a algunos usuarios y medios de comunicación a pensar que el metaverso no es una experiencia nueva, por consiguiente se está pretendiendo vender como tal mediante inversiones en marketing. Si nos vamos a 2003, nos encontramos con ese proyecto llamado «Second Life» que estaba destinado a que la gente tuviera una vida en el espectro digital.

¿Tiene futuro el metaverso?

Los comentarios sobre el clip de Walmart dejan expuestos que a muy pocas personas les entusiasma esta visión «revolucionaria» que comenzó a resonar cada vez más desde el cambio de nombre de Facebook a Meta. Más que el futuro, llega un punto en el que parece que la realidad virtual forma parte de un pasado que continuamos intentando conseguir.

De cualquier modo, si los supermercados llegan al metaverso, entra en cuestión otra duda: ¿para qué servirían? La iniciativa interesante consistiría en implementar bonificaciones y desafíos como si se tratara de un juego. También, serviría para ver los productos de manera online antes de hacerse con ellos de forma material.

De hecho, de ser como lo que se ve en el video de Walmart, los usuarios se plantean si de verdad sería útil y qué aportaría. También, se preguntan si, en algún momento, escucharán sus opiniones acerca de lo que quieren o necesitan en una experiencia de compra online. Porque está claro que no tiene mucho sentido que haya un Walmart virtual que proporcione exactamente la misma experiencia que uno real.

(themoneypost.io)

 

Comentarios Facebook