El Gobierno estadounidense pretende destruir «moralmente» a los ucranianos, sostuvo la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, al comentar las declaraciones opuestas de Washington y Kiev sobre la presunta intención de Moscú de incursionar en el país vecino.

«Estados Unidos quiere destruir moralmente a los ucranianos. El Gobierno de Kiev (…) por segundo día ruega a los estadounidenses moderar su retórica, pero Washington sigue con su política», indicó Zajárova en la red social Telegram.

El secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania, Alexéi Danílov, discrepó con el Gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, y aseguró que no ve fundamentos para afirmar que Rusia pretendiera atacar a su país.

Sin embargo, el portavoz del Pentágono, John Kirby, insistió en lo contrario.

Zajárova subrayó que a los políticos estadounidenses no les preocupa en lo mínimo las madres de los soldados ucranianos.

Washington sigue afirmando que Rusia supuestamente tendría planes de incursionar en Ucrania.

Desde Moscú califican estas especulaciones de una cortina de humo de Estados Unidos y la OTAN para desplegar tropas y equipo militar cerca de las fronteras rusas.

Todo ocurre con las negociaciones entre Estados Unidos y Rusia sobre las garantías recíprocas de seguridad como telón de fondo.

Rusia demanda la renuncia a la ampliación de la OTAN al Este, al despliegue de armas ofensivas cerca de sus fronteras y la retirada de tropas y material bélico de Bulgaria y Rumanía.

EEUU tiene desplegados misiles en la localidad polaca de Redzikowo, a unos 180 kilómetros del enclave ruso de Kaliningrado, y en el poblado rumano de Deveselu, a unos 600 kilómetros de la península de Crimea.

Según trascendió recientemente, el Reino Unido y Canadá enviaron tropas y armas a Ucrania, lo que ha despertado las sospechas de Moscú de que se estaría gestando provocaciones armadas.

(Sputnik)

Comentarios Facebook